5 abril, 2017

Patologías 1

11 BENEFICIOS MÉDICOS COMPROBADOS DEL CANNABIS

  • Recientemente la marihuana, tras décadas de haber sido satanizada y criminalizada parece estar retomando, dentro del imaginario pop, su ancestral carácter como una planta medicinal que puede aportar beneficios significativos a la salud humana y al combate de diversos malestares.Esta nueva tendencia ha ocurrido gracias a que en Estados Unidos se ha popularizado, y legalizado en diversos estados, el aprovechamiento de esta planta con fines medicinales, medida que cada vez tiene mayor éxito y aprobación entre los pacientes y entre los médicos.A continuación un listado con diez beneficios medicinales de esta planta, todos respaldados por estudios pertinentes, con el fin de promover esta nueva mirada frente a la marihuana, que nos permita entenderla como realmente es y no como nos ha dicho la propaganda estatal.
    1.- Combate las migrañas.Doctores en California han reportado el tratamiento exitoso de 300,000 casos de migrañas con marihuana medicinal. Esta aportación resulta relevante si tomamos en cuenta que el 25% de las mujeres y el 8% de los hombres reportan este padecimiento en al menos un momento de sus vidas.
    2.- Disminuye la velocidad del crecimiento de tumores.La American Association for Cancer Research (AACR) ha confirmado que la marihuana disminuye significativamente el ritmo de crecimiento de tumores en pulmones, pechos, y cerebro.
    3.- Alivia los síntomas de enfermedades crónicas.Diversos estudios revelan que la marihuana ayuda a matizar los síntomas de malestares crónicos como la enfermedad de Bowel y Crohn, ya que alivia la diarrea, nausea, y dolores abdominales propios de estas enfermedades.
    4.- Ayuda a prevenir al Alzheimer.Un reporte del Scripps Institute comprobó que el THC, principal sustancia activa en esta planta, ayuda a bloquear los depósitos en el cerebro humano en donde se origina esta enfermedad. Se calcula que sólo en Estados Unidos existen 5.3 millones de personas que padecen Alzheimer.
    5.- Combate el Glaucoma.Estudios revelan que la marihuana disminuye la presión intraocular lo cual favorece al tratamiento del glaucoma.
    6.- Previene convulsiones.Los efectos relajantes de esta planta a nivel muscular y sus efectos antipasmódicos, reducen las probabilidades de tener convulsiones.
    7.- Ayuda al tratamiento de desórdenes y deficit de atención.A diferencia de los fármacos tradicionales como la ritalina, cuyo uso conlleva múltiples efectos secundarios, la marihuana ha probado ser efectiva para tratar este tipo de casos sin los costos colaterales de las medicinas industriales.
    8.- Puede ayudar al tratamiento de esclerosis múltiple.La marihuana ayuda a frenar algunos de los efectos neurológicos y espasmos musculares producidos por esta enfermedad ya que protege a los nervios.
    9.- Disminuye malestar del síndrome pre menstrual.Esta planta ha probado ser altamente efectiva en la disminución de los dolores y malestares físicos ocasionados por el síndrome pre menstrual entre la población femenina.
    10.- Ayuda en el combate de desórdenes Compulsivo/Obsesivos.Como relajante muscular y tranquilizante la marihuana matiza de manera importante la ansiedad que origina y a la vez resulta del comportamiento obsesivo y las tendencias compulsivas.
    11.-Ayuda en síntomas del VIH/Sida.Dos estudios, uno de la Universidad de Columbia de 2007 y otro de la Universidad de Columbia de 2008 concluyeron que consumir marihuana era algo positivo para los pacientes con VIH/Sida. Especialmente para aquéllos con dolores neuropáticos, asociados a la pérdida del sistema sensitivo, y para recuperar el apetito.

LOS EFECTOS NEUROPROTECTORES DEL CANNABIS

Vamos a estudiar el papel de los cannabinoides en la mitigación del daño cerebral causado por una lesión cerebral traumática y por un ictus isquémico. Cada vez existen más pruebas que sugieren que las diferentes propiedades del cannabis tienen un gran potencial terapéutico.

Propiedades Antioxidantes y antiinflamatorias

Durante los últimos años, ha quedado patente la solidez de las pruebas que demuestran que los diferentes cannabinoides tienen propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias y comprendemos mucho más el papel que desempeñan en la modulación de la neurotransmisión. Como consecuencia, se está considerando seriamente su potencial como agentes neuroprotectores. Se ha demostrado que los cannabinoides pueden evitar la muerte neuronal en una lesión neuronal grave, entre las que se incluye el accidente cerebrovascular isquémico y la lesión cerebral traumática, además de proporcionar un alivio de los síntomas de la esclerosis múltiple, la enfermedad de Huntington, y otras enfermedades neurodegenerativas crónicas.

Los datos recogidos tanto in vitro como in vivo sugieren que los receptores endocannabinoides agonistas anandamida y 2-AG, así como diversos cannabinoides sintéticos y fitocannabinoides, producen un efecto neuroprotector después de un traumatismo craneoencefálico (TCE). Es bien sabido que el TCE provoca la liberación de compuestos dañinos que causan daño cerebral secundario. Ahora, los investigadores están descubriendo que los mediadores neuroprotectores también son liberados, y que el resultado final está determinado por el equilibrio entre las dos clases de compuestos.

La inhibición de los compuestos que causan daños

Un estudio publicado en 2002 (Mechoulem et al) demostró que la producción de anandamida y de 2-AG en el cerebro aumentaba después de un TCE, y que debido a su presencia se inhibía la producción de sustancias conocidas por causar daño neuronal, como el factor de necrosis tumoral a y las especies reactivas del oxígeno (ROS, en inglés). Se cree que el papel del sistema endocannabinoide tanto en la inhibición de la liberación de neurotransmisores como el glutamato (el principal transmisor en la transmisión sináptica glutamatérgica, que desempeña un papel importante en la modulación del impulso nervioso, así como en funciones cognitivas como el aprendizaje y la memoria), como en la modulación de la respuesta inflamatoria, tiene importancia en este contexto.

Varios estudios han confirmado estos descubrimientos. Otro estudio publicado en 2002 por Mechoulem et al demostraba que los niveles endógenos de anandamida y 2-AG también aumentan después de un TCE en ratones y ratas. Cuando se administraron ambos compuestos después de un TCE, se redujo el alcance del daño cerebral. Se observó una reducción en la extensión del edema cerebral (acumulación de fluido que conduce a la inflamación), en el volumen del infarto (extensión de la necrosis de los tejidos), y en la muerte de células del hipocampo, junto con una mucho mejor recuperación clínica en general.

2-AG puede contrarrestar la vasoconstricción

También se observó que el 2-AG era más eficaz cuando se administra con compuestos similares a los ácidos grasos como el éster glicerólico. Se sabe que 2 AG juega un papel importante en la modulación vascular que puede aumentar su eficacia después de un TCE, al contrarrestar la vasoconstricción (estrechamiento de los vasos sanguíneos) causada por la liberación de endotelinas (compuestos de 21 aminoácidos, que son los vasoconstrictores más potentes conocidos), puede ayudar a restablecer el suministro de sangre en la zona afectada. Esta relación también se corresponde con la idea de que hay un equilibrio entre los compuestos nocivos y beneficiosos que determina el resultado global.

La abundancia de pruebas existente ha servido de base para varios ensayos clínicos que investigan las enfermedades neurodegenerativas, el daño neuronal y su respuesta a los compuestos cannabinoides. Sin embargo, aún nos queda mucho por comprender sobre la compleja relación entre el sistema endocannabinoide y los demás sistemas de señalización del cuerpo, y nuestra comprensión debe mejorar en gran medida si se queremos usar eficazmente su potencial en la neuroprotección después de un TCE.

Los cannabinoides en la recuperación después del accidente cerebrovascular

El THC, el CBD y otros cannabinoides han demostrado, en repetidas ocasiones, que ejercen una influencia neuroprotectora durante y después de que ocurra un accidente cerebrovascular (ACV), también llamado ictus isquémico. Aunque existen varios estudios que indican que el consumo de cannabis puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular, parece que este fenómeno se limita a un pequeño subconjunto de individuos susceptibles. Para la mayoría, las terapias con cannabinoides parecen tener un gran potencial en la mitigación de la inflamación y del estrés oxidativo debido al ACV.

El CDB ha sido objeto de mucha investigación como neuroprotector para el ACV. Se ha demostrado que aumenta el flujo sanguíneo cerebral que sigue al ACV y, por lo tanto, ayuda a mitigar el volumen del infarto. A diferencia del THC, que tiende a disminuir su eficacia con las dosis repetidas, sigue siendo eficaz incluso después de catorce días de tratamiento constante. Por esta razón, se considera que tiene mayor potencial terapéutico que el THC en esta área de investigación. También se ha demostrado que el CDB reduce la inflamación causada por la liberación de interleucina-1, óxido nítrico y factor de necrosis tumoral a que se produce después del ACV.

Así como con el TCE, gran parte del daño que sigue al ACV se debe al estrés oxidativo, que se produce por la acumulación de ROS debido a una señalización glutamatérgica excesiva. Se han demostrado que tanto el THC como el CBD son antioxidantes eficaces que inhiben la señalización glutamatérgica y, de ese modo, reducen el grado de acumulación de ROS después de un ictus isquémico. Sin embargo, el CDB demuestra, una vez más, ser más eficaz como antioxidante y, por lo tanto, tiene un potencial terapéutico mayor que el THC.

La señalización de glutamato y los cannabinoides

Las interacciones entre los diferentes cannabinoides y el sistema de señalización glutamatérgica se investigaron más a fondo en un estudio titulado Neuroprotective Antioxidants from Marijuana (Los Antioxidantes Neuroprotectores de la Marihuana), publicado en el año 2000. En este estudio, se analizaron tanto el cannabidiol como otros cannabinoides diferentes por su potencial neuroprotector en ratas in vitro, en cultivos de neuronas expuestas a niveles tóxicos de glutamato.

Se sabe que los altos niveles de glutamato inducen neurotoxicidad (en particular mediada por los receptores de glutamato: los NMDA, los AMPA y los receptores de kainato) y conducen a la formación de compuestos que causan daños secundarios como el ROS y el factor de necrosis tumoral a. También se sabe que la actividad del glutamato se reduce por la presencia de antioxidantes. Como el CDB y el THC son antioxidantes muy consolidados, la base para seguir investigando estaba más que clara.

El mecanismo independiente del receptor cannabinoide

La investigación ha demostrado que tanto el THC como el CDB aumentaban la neuroprotección y reducían la neurotoxicidad causada por los receptores NMDA, AMPA y los de kainato. Además, no se incrementaba el nivel de neuroprotección debido a la acción de los antagonistas específicos del receptor cannabinoide, lo que indica que el mecanismo de acción es independiente de los receptores cannabinoides. Los estudios previos habían concluido que los agonistas del receptor cannabinoide eran los agentes clave de la neuroprotección. Sin embargo, el cannabidiol no es un agonista, por lo tanto, su potencial neuroprotector debe realizarse en otro lugar.

Asimismo, se ha demostrado que el CDB reduce la toxicidad del hidroperóxido (un tipo de ROS) en cultivos celulares de neuronas, demostrando aún más su eficacia como antioxidante. La capacidad del CBD para reducir la toxicidad se probó frente otros dos antioxidantes conocidos, a-tocoferol y ascorbato, y demostró ser superior a ambos en términos de capacidad neuroprotectora. Aunque estas pruebas se realizaron in vitro, los estudios preliminares in vivo sobre la isquemia cerebral en ratas sugieren que es eficaz de forma general.

Casos de encefalopatía hipóxico-isquémica perinatal

Una causa importante de daño cerebral, en el período neonatal, es la encefalopatía hipóxico-isquémica perinatal, que se produce cuando el flujo de oxígeno y sangre que llega al cerebro infantil se interrumpe debido a la asfixia, a menudo durante el parto. Esta devastadora enfermedad provoca la muerte de un 15 al 20% de los niños diagnosticados, y un grave deterioro neurológico, que incluye epilepsia, parálisis cerebral, disfunción motora e hiperactividad en un 25% de los casos. El cerebro en desarrollo es mucho más propenso a que se produzca una encefalopatía hipóxico-isquémica que el cerebro adulto, ya que contiene una alta concentración de vasos sanguíneos y un mayor contenido de agua, y es mucho más probable que se produzcan daños, como una hemorragia.

Inmediatamente después de que se produzca una lesión cerebral debido a una encefalopatía hipóxico-isquémica, se pone en marcha un conjunto de mecanismos celulares específicos, entre los que se incluye el aumento de la producción de glutamato, provocando daños en las células y, finalmente, produciendo excitotoxicidad (un tipo de muerte celular causada por la señalización glutamatérgica excesiva). Aún no se entiende completamente la naturaleza exacta de este proceso, debido a la complejidad de los mecanismos moleculares que subyacen a la enfermedad, y como consecuencia, no se cuenta con muchas opciones de tratamiento eficaces para mitigar el grado de daño neuronal. Sin embargo, actualmente, los rápidos avances en nuestra comprensión de la materia han dado lugar a que se evalúen y pongan en práctica una nueva serie de terapias neuroprotectoras siempre y cuando se demuestre su eficacia.

El uso de terapias con cannabinoides en los niños

Se está investigando el sistema endocannabinoide de los niños con el fin de determinar su papel específico como agente neuroprotector del cerebro en desarrollo. Aunque el uso de terapias con canabinoides en los niños sigue siendo polémico, ya ha habido suficientes éxitos en el tratamiento con cannabinoides de diversas afecciones pediátricas (incluidos la epilepsia y el cáncer), sin efectos secundarios perjudiciales, como para que la polémica se esté reemplazando rápidamente por el consenso en la comunidad científica de que este tipo de terapias puede ser útil.

Además de modular las respuestas neuronales, los cannabinoides han demostrado que modulan la vasodilatación debido a la función de las células endoteliales y la actividad endotelial, regulan la homeostasis del calcio, y tienen efectos anti-excitotóxicos y antiinflamatorios importantes. También hay indicios de que ciertos tratamientos antiinflamatorios pueden, de verdad, mejorar la recuperación favoreciendo la neurogénesis (el crecimiento de nuevas neuronas). Por lo tanto, utilizar el potencial del sistema endocannabinoide es una estrategia neuroprotectora importante para el cerebro neonatal que ha sufrido una encefalopatía hipóxico-isquémica, y que parece tener muy poco riesgo de efectos secundarios perjudiciales.

Además, las propiedades antioxidantes y moduladoras de los cannabinoides, en particular su capacidad para inhibir la liberación de glutamato y otros compuestos perjudiciales como el óxido nítrico, hacen que estos compuestos resulten particularmente atractivos como defensa contra el daño cerebral hipóxico-isquémico progresivo, ya que se sabe que la excitotoxicidad glutamatérgica, la toxicidad del óxido nítrico y del estrés oxidativo son factores determinantes en la lesión cerebral hipóxico-isquémica perinatal.

La eficacia de los cannabinoides sintéticos

Además de a los endocannabinoides y a los fitocannabinoides, actualmente se presta atención a las posibilidades de los distintos cannabinoides sintéticos. Por ejemplo, en un estudio publicado en 1999 por la revista Journal of Neuroscience, se descubrió que el agonista cannabinoide sintético R (+)-WIN 55212-2 disminuye la pérdida de neuronas en el hipocampo in vivo después de una isquemia cerebral global en ratas, y reduce el volumen de infarto tras una isquemia cerebral focal inducida por la oclusión de la arteria cerebral media.

Se descubrió que el enantiómero menos activo (la molécula “de la imagen especular”), S (-)-WIN 55.212-3, era ineficaz, y que el efecto protector de R (+)-WIN 55212-2 era bloqueado por la acción de un antagonista del receptor CB1 específico conocido como N-(piperidin-1-il)-5-(4-clorofenil)-1-(2,4-diclorofenil)-4-metil-1H-pyrazole-3-carboxamida-hidroclorida.

Curiosamente, los resultados variaron entre los modelos in vivo e in vitro. In vitro, el R (+)-WIN 55212-2 todavía presentaba un efecto protector sobre las neuronas, pero el efecto no era bloqueado por los antagonistas. Hay que investigar mucho más para determinar las interacciones precisas que se están produciendo aquí, pero está claro que hay posibles aplicaciones para éste y otros cannabinoides sintéticos como el tratamiento de la isquemia cerebral, incluido el accidente cerebrovascular.

Los cannabinoides poseen propiedades neuroprotectoras manifiestas

Existen abundantes pruebas que demuestran la eficacia de los fitocannabinoides, especialmente del CDB, en la gestión y mitigación del traumatismo craneoencefálico y del ictus isquémico. Por otra parte, cada vez comprendemos mejor la función que los cannabinoides endógenos, la anandamida y el 2-AG, desempeñan en la modulación de la inflamación y del flujo sanguíneo cerebral, y al mismo tiempo mejora nuestra capacidad para sintetizar los cannabinoides sintéticos específicos que pueden imitar con precisión las acciones de estos endocannabinoides.

Por supuesto, aún queda mucho por descubrir, pero la investigación está empezando coger ritmo. A este paso es probable que, en unos pocos años, se haya generalizado el uso de terapias y tratamientos neuroprotectores dirigidos a mitigar los daños causados por un traumatismo craneoencefálico y un accidente cerebrovascular isquémico.

Ref. https://sensiseeds.com/es/blog/los-efectos-neuroprotectores-del-cannabis/


EL CANNABIS ES LA ÚNICA DROGA CAPAZ DE REGENERAR CÉLULAS NERVIOSAS

El cannabis (marihuana, hachís, o los cannabinoides) ha sido utilizada para fines médicos y de esparcimiento durante muchos siglos, probablemente es el único medicamento o drogas  que constantemente tiene interés público y genera tanta controversia en la investigación médica. “Los cannabinoides son capaces de controlar o disminuir dolores, nauseas, vómitos, epilepsia, accidentes cerebrovasculares isquémico , trauma cerebral, esclerosis múltiple, tumores y otros trastornos tanto en seres humanos cómo animales”. Recalcó el doctor Zhang de la Universidad de Saskatchewan de Canadá. Una reciente publicación, de la revista de investigación científica Journal of Clinical Investigation, concluyó que la Cannabis  Sativa es capaz de regenerar las células nerviosas de hipocampo, parte del cerebro que se relaciona con el aprendizaje, la memoria, ansiedad y depresión.

En el estudio proporcionaron a ratones de laboratorio altas dosis de HU210 ( con dosis  divididas 2 veces al día ) , sustancia sintética similar a uno de los cannabinoides psicoactivos que se encuentran en la plata Cannabis Sativa, durante diez días , descubrieron que la velocidad de formación de células, proceso conocido como neurogénesis, aumento en un 40% en el hipocampo.

Conocido es que muchas drogas cómo el alcohol, heroína, nicotina y cocaína destruían células nerviosas en el hipocampo cerebral. “El presente estudio indica que los cannabinoides son la única droga ilícita cuya administración crónica puede promover la creación de células nerviosas en el hipocampo cerebral de individuos adultos“. Afirmaron los científicos que realizaron el estudio. Hasta el momento ninguna droga regeneraba este tejido nervioso cerebral, si no al contrarío lo suprimían. . Esta nueva investigación señala que el tamaño de las dosis inyectadas de este cannabinoide artificial deben ser grandes y no pequeñas.

El equipo de investigación que a publicado el estudio esta compuesto por varios científicos que representan a Universidades de tres países diferentes. Wen Jiang, Yun Zhang, Lan Xiao, Jamie van Cleemput, Shao-Ping Ji y Xia Zhang de la Universidad de Saskatchewan (Canadá), Wen Jiang de la 4ª Universidad Medico-Militar de Xi´an (China) y Guang Bai de la Universidad de Maryland (USA).

 “La selección natural ha conservado intactos los receptores de cannabinoides en los animales durante el proceso de evolución por mas de 500 millones de años, esto nos sugiere que tienen un importante papel biológico. Los cannabinoides aparecen para alterar los efectos del dolor, nauseas, tumores, esclerosis y otros desordenes tanto en humanos como en animales, indica el equipo científico.” Se afirma en dicho estudio

A demás se logró concluir que el cannabis tiene un efecto antidepresivo y ansiolítico, en el estudio los animales, inyectados durante un mes mostraron menos ansiedad y miedo cuando se les colocaba en nuevos entornos usualmente temidos por los roedores Es así como emerge del reciente descubrimiento, que el hipocampo es la única zona cerebral capaz de regenerar neuronas durante la vida de los mamíferos, incluido el ser humano.

En los preliminares de otro estudio llevado acabo por el neuro-científico Barry Jacobs de la Universidad de Princeton se indica que el cannabinoide THC, presente de forma natural en la planta del cannabis, no se detecta que produzca neurogénesis en el hipocampo pero no indica las dosis utilizadas en su estudio ni la cantidad de tiempo de administración de la sustancia. Los resultados de este estudio serán presentados en Washington DC en el próximo mes de Noviembre durante la próxima reunión de la Sociedad para la Neurociencia.

Los cannabinoides son una excitante área nueva para la investigación medica y aunque los cannabinoides sintéticos pueden mostrarnos la evidencia de regeneración nerviosa es importante reconocer que existen mas de 60 ingredientes activos en la cannabis” señalo al respecto Paul Corry, director de comunicaciones de Rethink, asociación inglesa dedicada a mejorar la salud de las personas que padecen trastornos mentales.

 Fuente

Para mayor información, acceder al estudio  de la revista de investigación científica Journal of Clinical Investigation  aquí      

(Material en Inglés)          

Ref.   http://www.diarioantofagasta.cl/el-pais/12497/la-marihuana-es-la-unica-droga-capaz-de-regenerar-celulas-nerviosas/


CANNABIS Y ANSIEDAD

El cannabis y la ansiedad tienen una complicada relación. Pero con la variedad adecuada, se puede utilizar para controlar la ansiedad.

La ansiedad y sus síntomas: inquietud, pánico y estrés, nos han afectado a todos en algún momento de nuestras vidas. Desde ponernos nerviosos antes de una presentación de trabajo hasta el estrés y el miedo de abandonar el hogar. La ansiedad es algo complejo y a menudo irracional, por lo que a veces es muy difícil de combatir. No hay un enfoque que sirva para todos, ya que el nivel de ansiedad y el remedio para sus síntomas varían según la persona. No sé hasta qué punto podría otra persona escuchar bandas sonoras de películas para relajarse, como hago yo.

Relación Entre Marihuana y Ansiedad

Si sumamos el cannabis a esta ecuación, esta relación es más complicada. Pero hay que señalar que complicada no significa que tenga un efecto negativo, cosa que a menudo reflejan los medios de comunicación. Complicada significa que, así como cada enfermo es un sujeto distinto, el cannabis como remedio también es algo que dependerá de cada persona. La ciencia ha disipado parte la confusión que rodean a este tema. Un estudio realizado en el 2009 averiguó que, aunque los consumidores de cannabis son más propensos a sufrir síntomas parecidos a la los de la ansiedad, en realidad son los enfermos de ansiedad los que recurren al cannabis para auto medicarse.

Entonces, ¿qué tiene el cannabis para dividir tanto a la gente? El hecho de que el cannabis ya no es simplemente “cannabis”. Creer que toda la marihuana tiene el mismo efecto es lo que conduce a este enfoque único. Hemos avanzado, y también lo ha hecho nuestro entendimiento de los compuestos del cannabis, así como la noción de que esta versátil planta se puede adaptar para proporcionar el efecto deseado. Su composición y cannabinoides es lo que causa las diferentes sensaciones y reacciones que se obtienen cuando se consume. El THC está considerado como el cannabinoide principal y lo que le da sus propiedades psicoactivas. Este mismo THC puede contribuir a la ansiedad, como resultado de la forma en que acelera los receptores de nuestro cerebro, y que se suele traducir en la paranoia inducida por la marihuana. Esto no quiere decir que todas las variedades ricas en THC causen paranoia, pero hay que tener en cuenta qué variedades son las mejores a la hora de combatir la ansiedad. Al igual que cada individuo padece una ansiedad distinta, la variedad adecuada será distinta para cada usuario.

Qué Variedad Elegir

Las tres siguientes variedades son ideales como método de control de la ansiedad. No sabemos cómo vamos a reaccionar cuando consumimos cannabis, pero entender sus distintos efectos nos ayuda a hacernos una idea. Lo mejor es empezar con una variedad con un nivel bajo de THC y/o rica en CBD. El CBD es un compuesto no psicoactivo que ayuda a combatir la ansiedad con una mente lúcida y una mayor sensación de tranquilidad.

REF…https://www.royalqueenseeds.es/blog-marihuana-y-ansiedad-n272.

CANNABIS Y DEPRESIÓN

Se dice que el Cannabis está ligado al gen de la felicidad y es algo que gran cantidad de usuarios podemos afirmar por experiencia. Al estar bajo los efectos de la Ganjah parece que los problemas se olvidan, el cuerpo y la mente se relajan y todo parece estar bien. La pregunta es si aquellos que sufren una depresión pueden beneficiarse de los efectos producidos por la Marihuana, y para responder primero debemos conocer a lo que nos enfrentamos aquí.

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La depresión es una enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.

El problema es que existen diferentes tipos de depresión y es por esta razón que la respuesta sobre si la Marihuana puede remediarla aún no es concluyente, o sea sirve para algunos casos y para otros puede producir el efecto contrario.

ESTUDIOS SOBRE LA MARIHUANA Y DEPRESIÓN

Un estudio sobre comportamientos adictivos publicado por USC y SUNY Albany en donde sus 4.400 participantes lo convirtieron en la mayor investigación sobre Marihuana y depresión hasta la fecha, ha encontrado que:

Quienes consumen Cannabis ocasionalmente o incluso diariamente tienen niveles menores de síntomas depresivos en comparación con aquellos que nunca han probado Marihuana.

Para la depresión que es causada por estrés crónico, los componentes del Cannabis pueden ser un tratamiento efectivo, según un estudio de 2015 de la Universidad de Buffalo en Estados Unidos. La investigación indicó que cuando la Marihuana activa el sistema endocannabinoide, (para este caso el THC es el principal responsable) se restaura el balance emocional que había sido alterado por el estrés.

Otro estudio norteamericano publicado en 2007 por la Universidad de McGill demostró que la administración de pequeñas dosis de THC funcionan como antidepresivo al incrementar los niveles de serotonina, un neurotransmisor en el cerebro encargado de múltiples funciones, entre ellas regular los estados de ánimo. Pero altas dosis de THC disminuyen los niveles de serotonina empeorando los síntomas de la depresión que pueden desencadenar en una psicosis. La Doctora Gabriella Gobbi, co-autora de esta investigación indicó que estos estudios confirman lo que muchos fumadores de Cannabis ya conocen sobre sus efectos, y esto es que en general la Marihuana produce euforia, tranquilidad, sociabilidad, pero en otras circunstancias puede producir pesadillas y sentimientos negativos.

Los investigadores sostienen que faltan muchos estudios por adelante, sobre todo para determinar la dosificación exacta para un tratamiento efectivo y la a cuyción particular sobre el estado de ánimo de la gran variedad de cannabinoides presentes en la Marihuana, que se estima son más de 200, siendo el THC y el CBD los más conocidos.

MARIHUANA V/S ANTIDEPRESIVOS

En algunos casos los típicos antidepresivos no son más efectivos que un placebo y tienen efectos secundarios muy variados, pudiendo generar náuseas, fatiga, sequedad de la boca, insomnio, entre otros. Los daños producidos por los antidepresivos en el cuerpo pueden llegar a ser irreversibles. Por otra parte los efectos secundarios de la Marihuana son menos severos, como el enrojecimiento de los ojosdisminución o aumento del apetito, aletargamiento e hipersensibilidad entre otros. La gran diferencia está en los efectos a largo plazo en donde los cannabinoides al actuar en el cuerpo mejoran la salud de las personas.

En la medida que sea posible estudiar los efectos terapéuticos del Cannabis libremente bajo los parámetros clínicos de cualquier otra droga que busque aliviar la depresión, será factible ofrecer datos concluyentes frente a las capacidades de esta planta para tratar enfermedades mentales y así las personas podrán tomar una decisión informada al respecto.

EN MI EXPERIENCIA

He podido ver a algunas personas que sufrían de depresión disfrutando de los efectos relajantes de la Ganjah y así pasando un agradable momento, como también otras personas que se “atrapaban” incluso más en su depresión al estar volados, con síntomas de paranoia y bordeando la psicosis, en casos extremos como estos los consejos para salir de pálida pueden ser de utilidad para ofrecerles ayuda.

COMO LA MARIAHUANA ME AYUDÓ A SALIR DE LA DEPRESIÓN

En alguna etapa de mi vida sufrí un intenso cuadro depresivo y una psiquiatra me receto antidepresivos. Fue un alivio el experimentar un descanso mental, esa sensación de no saber que día es y no poder estar atento a ninguna preocupación. Esto me hizo dar una pausa a todo lo oscuro y negativo que mi mente me estaba mostrando en ese momento. Aprovechando el impulso de ver las cosas de forma diferente me fui de viaje donde un amigo cultiveta y continué tomando los antidepresivos, que a pesar de hacerme sentir bastante bien, me provocaban un gran dolor en el estómago y náuseas. Mi amigo recientemente había cultivado unas Northern Lights y era primera vez que probaba Cannabis bien cultivada. Estuvimos fumando sin parar varios días y los efectos narcóticos y psicoactivos me habían hecho olvidar la depresión por completo y no encontré necesidad de seguir tomando las pastillas. Logré salir del mal momento que estaba pasando, pero sabía que debía hacer un cambio radical en mi vida, y así me fui en busca de las experiencias y el conocimiento que necesitaba para seguir liberando mi mente. Tuve un tiempo de excesos en compañía de alcohol y drogas, hasta que pude volver a centrar mi cabeza y logré encontrar la forma de disfrutar de la Marihuana en equilibrio, después de unos años dejé el alcohol y todo tipo de drogas químicas, dejando como única compañera de ruta a la Cannabis.

LA FRECUENCIA VIBRATORIA DEL CANNABIS

Creo que todo en el universo es vibracióny cada variedad de Cannabis tiene su vibración propia, en caso de que esta sea más elevada que tu vibración emocional, ella te llevará más “arriba”, pero si tu vibración es más alta, la weed te llevará “abajo”, al deprimir tu sistema nervioso central, pero esto puede significar que te induzca el sueño y no necesariamente que haga decaer tu estado de ánimo.

CANNABIS, MENTE, PLANTAS MAESTRAS Y MEDITACIÓN

La capacidad que tiene el Cannabis de alterar tu estado mental, depende mucho de la forma en que funciona y te relacionas con tu mente en primer lugar. La verdad es que la Marihuana abrió percepciones sensoriales que me ayudaron a llegar a un nuevo entendimiento de la realidad y por ende a salir de la depresión, pero existen otras plantas maestras que son especializadas en tratar enfermedades mentales, específicamente la Ayahuasca y los honguitos mágicos son algunas sustancias enteógenas que permiten liberar la mente. Pero estas herramientas deben ser utilizadas con responsabilidad y de preferencia de forma guiada por un Shamán o un guía experimentado en psicoactivos. La forma en que actúan estas sustancias es derribando estructuras mentales y enseñando la existencia de dimensiones que van más allá de las percepciones humanas “corrientes”. El tema es que después de un tiempo, cuando  ha pasado el efecto psicoactivo y/o alucinógeno y el recuerdo de la experiencia se aleja, es posible recaer en las viejas costumbres mentales, pero existe un método seguro y efectivo que ha sido utilizado ancestralmente para liberar la mente, en dónde lo único que necesitas es aprender a utilizar tu respiración; esta técnica es la meditación. Existen muchos tipos de meditación y disciplinas que enseñan la forma de utilizarla, como el Yoga, el VipasanaMeditación Trascendental, entre muchas otras  y cualquiera que escojas abrirá un nuevo camino y horizontes a la forma en que percibes tu vida y todo lo que te rodea. De esta forma irás desarrollando tu mente y la convertirás en tu gran aliada.

Espero que logres encontrar el camino a tu propia felicidad, solo tienes que darte el tiempo de dedicación a tu crecimiento personal utilizando todos los recursos e información que tengas disponibles porque es un gran trabajo que depende de cada uno.

REF. http://cogollando.com/puede-el-cannabis-combatir-la-depresion/


Video

LOS 5 BENEFICIOS MAS IMPORTANTES DEL CANNABIS PARA EL ALZHEIMER

El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa, y progresiva, que normalmente se presenta en adultos mayores de 65 años. La enfermedad provoca síntomas como la demencia. A medida que avanza, hace que el enfermo cada vez sea más incapaz de cuidar de sí mismo. No hay cura para el alzhéimer, pero las medicinas, como el cannabis, pueden frenar su progresión.

Preventivo

La bioquímica de las redes neurales humanas es muy compleja y todavía no se comprende del todo. Sin embargo, se cree que mantener el tejido cerebral sano durante toda la vida puede reducir, de forma significativa, las probabilidades de desarrollar enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer, en la vejez, o al menos retrasar la aparición de estas enfermedades mediante la reducción de la tasa de deterioro cognitivo. Se cree que el ejercicio físico, y mental, regular es de vital importancia para mantener la salud neuronal, y sin duda, es el método más saludable y eficaz para conseguirlo. Sin embargo, el equilibrio de las sustancias químicas en el cerebro también se puede mejorar utilizando ciertos compuestos exógenos, como los contenidos en el cannabis.

El cannabis contiene varios compuestos conocidos como cannabinoides, que son estructuralmente similares y tienen diferentes efectos sobre la función cerebral y el metabolismo. De estos, podría decirse que los más importantes son el THC y el CBD, que tienen una serie de efectos fisiológicos relevantes para el alzhéimer: pueden reducir la inflamación, actúan como antioxidantes y neuroprotectores, e incluso estimulan el crecimiento de nuevo tejido neural. Y si se toma regularmente, hay pruebas de que no sólo puede retrasar la progresión de los casos de alzhéimer ya existente, sino también retrasar la aparición de nuevos casos. De hecho, en base a un trabajo anterior realizado con animales, el investigador Gary Wenk cree que los adultos jóvenes, y los de mediana edad, podrían evitar la demencia dando “una calada de marihuana todos los días“.

Disminuye la producción de beta amiloide

El término “beta amiloide” se refiere a los péptidos creados por la fragmentación enzimática de la proteína precursora del amiloide, una sustancia que se cree que está fundamentalmente implicada en la regulación de la formación de sinapsis y de la plasticidad neuronal. No se sabe, con precisión, cuál es la principal función precisa de la proteína precursora del amiloide (APP), y nuestra comprensión de las funciones normales de beta amiloide está dando sus primeros pasos. Sin embargo, está claro que en individuos que sufren de la enfermedad de Alzheimer, el exceso de beta amiloide se acumula en el cerebro y se agrega para formar placas amiloides, que son tóxicas para el tejido neural.

En un estudio publicado en 2014 por investigadores de la Universidad del Sur de Florida, EE.UU. se investigó la relación entre el sistema endocannabinoide y el proceso de producción de placa, y se demostró que las células APP incubadas en dosis muy bajas de THC producen beta amiloide a un ritmo más lento de lo normal. El THC también interactuaba directamente con el péptido beta amiloide e inhibía su agregación para formar placas.

Además, el estudio demostró que el THC en dosis bajas también reducía los niveles de glucógeno sintasa quinasa-3-beta (GSK3ß), una enzima que normalmente participa en el metabolismo de la energía y el desarrollo de las células neuronales, que también es responsable del desarrollo de los ovillos neurofibrilares en el cerebro de los enfermos de alzhéimer. Estos ovillos neurofibrilares están compuestos de proteínas tau, sobre todo las denominadas filamentos helicoidales pareados tau (PHF-Tau). Se cree que GSK3ß es responsable de la producción de PHF-Tau.

Cannabis antiinflamatorio

Cada vez se tiene más claro que la inflamación del tejido neural juega un papel fundamental en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y de otras enfermedades neurodegenerativas, como la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson. Se cree que la inflamación aguda que se produce, inicialmente, como mecanismo de defensa puede conducir a una reacción en cadena descontrolada, resultando en la inflamación crónica y el deterioro neuronal. Por lo tanto, se han investigado diferentes fármacos antiinflamatorios como posibles tratamientos para enfermedades como el alzhéimer.

Varios estudios recientes han examinado la relación entre el sistema endocannabinoide y la regulación de la neuroinflamación. Un estudio publicado en 2009 concluyó que los cerebros de los pacientes de alzhéimer fallecidos presentan alteraciones apreciables de los componentes del sistema endocannabinoide, incluyendo un aumento de la expresión de los receptores cannabinoides de tipo I y II en la microglia (las principales células inmunes del sistema nervioso central). Esto sugiere que o bien un sistema EC disfuncional desempeña un papel en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, o que la progresión del alzhéimer hace que el sistema EC se altere.

Parece que en la enfermedad de Alzheimer, la microglia rodea las placas amiloides en un intento por destruir grupos beta-amiloide a través de la fagocitosis (“comer” el tejido no deseado). Sin embargo, la rápida producción de beta amiloide sobrepasa la microglia, manteniéndolas en un estado constante de activación que hace que produzcan compuestos inflamatorios en exceso, como la interleucina. Todavía no se ha determinado qué papel modulador desempeñan, exactamente, los receptores cannabinoides en este escenario, y qué mecanismo preciso hará posible el desarrollo de tratamientos que se dirijan a los receptores de la microglia y a controlar la inflamación en su origen.

Cannabis antioxidante/neuroprotector

El estrés oxidativo y la liberación de especies reactivas de oxígeno es un componente clave de enfermedades tales como la enfermedad de Alzheimer, y está intrínsecamente asociados con la inflamación inmune: cuando se produce la inflamación, induce estrés oxidativo, reduce la capacidad antioxidante de las células, y provoca la producción de radicales libres, tales como las especies reactivas de oxígeno, que a su vez reaccionan con los ácidos grasos y las proteínas de las membranas celulares. La presencia de beta amiloide también causa un aumento de las especies reactivas de oxígeno en las células cercanas, a través de interacciones con las membranas celulares. En definitiva, esto contribuye a la pérdida y sinapsis de las neuronas en el cerebro, dando lugar a un deterioro de la memoria y una serie de otros síntomas neurológicos.

Una vez más, el papel del sistema EC en la modulación de los procesos de estrés oxidativo no se comprende del todo, pero se ha demostrado, repetidamente, que la administración de cannabinoides puede ayudar a reducir sus efectos y puede proporcionar un efecto neuroprotector en las neuronas, disminuyendo la velocidad de la muerte celular oxidativa. En 2004, un estudio demostró que la exposición de las células a beta amiloide causaba una disminución significativa de la supervivencia celular, pero que el tratamiento de las células con cannabidiol, antes de la exposición, a beta amiloide provocaba un aumento notable en la supervivencia celular.

Estimula la neurogénesis

Además de reducir la inflamación y de mediar los efectos del estrés oxidativo, también se cree que el cannabidiol promueve el crecimiento de nuevo tejido neural (un proceso conocido como neurogénesis). En los enfermos de alzhéimer, la rápida destrucción del tejido neural causa efectos neurológicos devastadores, y los procesos normales de la neurogénesis son interrumpidos por la presencia de beta-amiloide. Por lo tanto, desarrollar terapias, que puedan estimular la neurogénesis, puede retrasar la progresión de la enfermedad o incluso revertir los síntomas, hasta cierto punto.

En un estudio de 2011 sobre la enfermedad de Alzheimer, se demostró que el cannabidiol ejerce sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes a través de un mecanismo que es independiente del sistema EC, en lugar trabajar en un receptor conocido como el receptor-? activado por el proliferador de peroxisomas (PPAR). Al actuar sobre el PPAR?, el cannabidiol no sólo pudo reducir la inflamación y la producción de especies reactivas de oxígeno para proteger las células existentes, sino que también fue capaz de inducir la neurogénesis en el hipocampo (una región del cerebro que se ve muy afectada por la enfermedad de Alzheimer) bloqueando, directamente, la acción de beta amiloide.

Todavía tenemos mucho que aprender de los complejos procesos que causan el alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas relacionadas. Sin embargo, existen abundantes pruebas que demuestran que el sistema endocannabinoide desempeña un papel fundamental en el mantenimiento de la salud neuronal, y que la administración de cannabinoides exógenos, como el THC y el CBD, puede proporcionar una serie de beneficios preventivos, y curativos, a los individuos en riesgo de sufrirlas, o que ya padecen enfermedades tan duras como el alzhéimer.

REF. https://sensiseeds.com/es/blog/los-5-beneficios-mas-importantes-del-cannabis-para-el-alzheimer/


EL CANNABIS PUEDE REDUCIR SÍNTOMAS DE LA ARTRITIS

En mitad de una epidemia de consumo de analgésicos, algunos recurren a la marihuana para aliviar el dolor y la inflamación de la artritis. El THC y el CBD son efectivos para combatir los síntomas de la artritis sin efectos secundarios.

La artritis es un trastorno que produce dolor, rigidez, inflamación y problemas de movilidad en las articulaciones. Es la causa más común de incapacidad y no tiene cura. La marihuana es cada vez más popular como tratamiento para este problema porque reduce el dolor y la hinchazón, y hace años que tanto el THC como el CBD se están investigando en relación con esta dolencia.

TIPOS DE ARTRITIS

Las formas más comunes son la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones que suele aparecer con la edad, y la artritis reumatoide, un trastorno autoinmune. Otros tipos de enfermedades reumáticas son la gota, el lupus, la fibromialgia y la artritis séptica. El dolor es un síntoma común de todos estos tipos de artritis, mientras que la reducción de la movilidad puede causar otros efectos adversos. Además de la terapia física, el ejercicio y el control del peso, muy pocos medicamentos son capaces de reducir la inflamación y el dolor. Muchos pacientes se hacen adictos a los analgésicos, y otros mueren a causa del efecto supresor de los opiáceos sobre el sistema nervioso central. En EE.UU. y otros países, existe una epidemia de consumo de analgésicos con que los enfermos tratan de aliviar los síntomas de la artritis y otras enfermedades. En estados en los que la marihuana es legal, y mucha gente toma derivados del cannabis en lugar de analgésicos, las muertes por consumo de opiáceos se han reducido en un 25 por ciento.

INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS SOBRE EL CANNABIS CONTRA LA ARTRITIS

Las pruebas tanto de laboratorio como de ensayos con humanos indican que el THC, el CBD y todo el fitocomplejo del cannabis, ejercen una acción terapéutica en el tratamiento del dolor crónico y la inflamación. Un importante indicio científico sobre la marihuana y el dolor lo encontramos en este estudio del 2007. En él, se explica que los nervios encargados de transportar las señales del dolor de las articulaciones al cerebro están repletos de receptores de cannabinoides. El estudio concluye que los receptores CB1 periféricos podrían ser un objetivo importante para controlar el dolor de la osteoartritis.

A medida que las investigaciones avanzan, el sistema endocanabinoide está recibiendo cada vez más atención como objetivo terapéutico para el tratamiento del dolor y la inflamación asociados con la artritis reumatoide y la osteoartritis, como se confirma en este estudio del 2008. Siguiendo la misma tendencia, este estudio del 2014 analizó la relación del sistema endocannabinoide con el dolor de la osteoartritis.

Una rama nueva de la investigación se centra ahora en el CBD y su eficacia como agente antiartrítico sin los efectos psicotrópicos del THC. Unos de los primeros estudios sobre la acción del CBD sugiere una posible ingesta oral de CBD como sustancia antiartrítica, mientras que otro más reciente, concluye que un cannabinoide sintético derivado del CBD podría utilizarse como un nuevo fármaco para la artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias. El receptor CB2 también regula la sensibilización central y las respuestas ante el dolor asociadas con la osteoartritis de la articulación de la rodilla, según esta investigación del 2013.

También vale la pena mencionar que Sativex, el medicamento con base de cannabis desarrollado por GW Pharmaceuticals, presentó un importante efecto analgésico en el tratamiento del dolor de la artritis reumatoide y una considerable disminución de la actividad de esta enfermedad.

¿POR QUÉ NO SE UTILIZA CANNABIS EN LUGAR DE ANALGÉSICOS?

Un consenso científico acaecido tras estos y otros estudios, demuestra que la acción antiinflamatoria de los dos principales cannabinoides ralentiza la artritis y mitiga sus síntomas. Un creciente conjunto de investigaciones identifica los cannabinoides como posible tratamiento para la artritis, pero la inmensa mayoría de especialistas y médicos de cabecera no conocen esta posibilidad. La falta de dirección y protocolos específicos impiden que el personal sanitario suministre cannabis a los pacientes. Se necesitan métodos, composiciones y dosis de eficacia probada para convencer a la medicina convencional de la eficiencia del cannabis para combatir la artritis. Es un asunto bastante urgente, ya que el consumo de opiáceos y otros analgésicos ha alcanzado unas proporciones alarmantes.

ACEITES, PULVERIZADORES O CREMAS

En la actualidad, existe toda una gama de productos para la salud elaborados con cannabinoides, cuyas dosis y métodos de consumo aún no han sido determinados por completo, en parte porque los efectos en fitoterapia pueden variar de un paciente a otro. Los comestibles, aceites o extractos de marihuana ayudan a aliviar distintos tipos de dolor, pero las pomadas son, probablemente, el tratamiento con cannabis más usado para combatir los dolores articulares.

Los bálsamos y las cremas permiten que el paciente aplique el tratamiento únicamente en la zona afectada y que pueda saturar de fitocannabinoides sus receptores. Según la mayoría, estos productos alivian el dolor de forma casi instantánea. Unas investigaciones más recientes también indican que el CBD y el THC pueden reparar, parcialmente, las articulaciones dañadas. Este efecto de la aplicación tópica de los derivados del cannabis en las zonas afectadas por la artritis reumatoide fue analizado recientemente en un estudio titulado “El cannabidiol transdérmico reduce la inflamación y los comportamientos relacionados con el dolor en un modelo de artritis con ratas”. Este estudio del 2016 indica que la aplicación tópica del CBD alivia la inflamación y el dolor de la artritis sin provocar efectos adversos perceptibles.

Dada la cantidad de datos positivos acumulados en tan pocos años, lo más probable es que algún día se desarrolle de forma completa un tratamiento con cannabis para la artritis. Mientras esperamos que se lleven a cabo más investigaciones, ¿por qué no pruebas un bálsamo de cannabis? o, mejor aún, ¿elaboras tu propio remedio casero? Aquí tienes cómo preparar un potente bálsamo a partir de resinosos cogollos.

REF. https://www.royalqueenseeds.es/blog-el-cannabis-reduce-el-dolor-y-la-inflamacion-de-la-artritis-n373


DOLORES CRÓNICOS

Se cree que uno de cada cinco personas vive con dolor crónico [ 1 ] Muchas de estas personas sufren de dolor neuropático (dolor relacionado con los nervios). Una condición que se asocia a numerosas enfermedades, incluyendo la diabetes, el cáncer, la esclerosis múltiple y el VIH. En la mayoría de los casos, el uso de medicamentos analgésicos convencionales tales como los opiáceos y AINE ( antiinflamatorios no esteroideos ) es efectivo para aliviar el dolor neuropático. Además, el uso a largo plazo de los analgésicos más convencionales, como el paracetamol, los opioides y los AINE, se asocia con una serie de posibles efectos secundarios adversos, como accidentes cerebrovasculares, disfunción eréctil, ataque al corazón, hepatotoxicidad y muerte por sobredosis accidental.

Los datos de encuestas indican que el uso de cannabis es común en las poblaciones de dolor crónico [ 2 ] y varios ensayos clínicos de la FDA indican que la marihuana inhalada puede aliviar significativamente el dolor neuropático. Estos incluyen un par de ensayos clínicos aleatorizados y controlados con placebo demuestran que fumar cannabis reduce la neuropatía en pacientes con VIH en más de un 30 por ciento en comparación con el placebo. [ 3-4] Finalmente, un estudio de la Universidad McGill 2010 encontro que el cannabis fumado mejoraron significativamente el dolor, la calidad del sueño y la ansiedad en participantes con dolor refractario para que las terapias convencionales habían fracasado. [ 7 ].

Una revisión de estos y otros estudios en 2011 en la revista British Journal of Clinical Pharmacology concluyó: ” es razonable considerar a los cannabinoides como una opción de tratamiento para el manejo del dolor neuropático crónico con la evidencia de la eficacia en otros tipos de dolor crónico, como la fibromialgia y la artritis reumatoide también “. [ 8 ] Otra revisión publicada en 2012 en el Clinical Journal of Pain también concluyó, “En general, a partir de la base de datos de ensayos clínicos existentes, han demostrado ser moderadamente eficazes y seguros en pacientes con una variedad de condiciones de dolor crónico. La incorporación de los temas de medicina cannabica en la educación parece justificada y continuar la investigación clínica y ensayos de tratamiento empírico son apropiadas.” [ 9 ]

Los datos preclínicos indican que los cannabinoides, cuando se administra en concierto con otros, son más eficaces en mejorar el dolor neuropático que el uso de un único agente. Investigadores de la Universidad de Milán informaron en 2008 que la administración de cannabinoides individuales como el THC o CDB producen alivio limitado en comparación con la administración de extractos de plantas que contienen múltiples cannabinoides, terpenos (aceites ), y flavonoides (pigmentos ).

Los investigadores concluyeron: “El uso de un extracto estandarizado de cannabis sativa evoca un alivio total de la hiperalgesia térmica, en un modelo experimental de dolor neuropático y aminora el efecto de los cannabinoides individuales “, concluyeron los investigadores…. ” Colectivamente, estos resultados apoyan firmemente la idea de que la combinación de compuestos cannabinoides y no cannabinoide, como presentes en [ planta – derivados ] extractos, proporcionan ventajas significativas en el alivio del dolor neuropático en comparación con cannabinoides puros solos.” [ 10 ]

En 2009, un equipo internacional de investigadores del Reino Unido, Bélgica y Rumanía confirmó estos hallazgos preclínicos en un estudio clínico de pacientes con dolor de cáncer de difícil solución. Llegaron a la conclusión : “En este estudio, el extracto de THC / CBD mostró un perfil de eficacia más prometedor que el extracto de THC Este hallazgo sólo se apoya en la evidencia de sinergia adicional entre THC y CBD, CBD puede aumentar el potencial analgésico del THC, que puede producir efectos anti-inflamatorios, junto con su capacidad para inhibir la migración de células inmunes…. Estos resultados son muy alentadores y merecen un estudio más.” [ 11 ]

Un ensayo clínico de 2011 evaluo la administración de la planta de cannabis vaporizado en pacientes con dolor crónico en un régimen diario de morfina u oxicodona informó que inhalado ” el cannabis aumenta el efecto analgésico de los opioides. ” Los autores concluyeron : “La combinación ( de opioides y canabinoides ) puede permitir un tratamiento con opioides en dosis más bajas y con menos efectos secundarios.” [ 12 ]

Con base en estos resultados, algunos expertos en dolor están aconsejando que los médicos recomiendan la terapia de cannabis, además de o en lugar de medicamentos opiáceos para “reducir la morbilidad y mortalidad asociadas con los medicamentos recetados para el dolor.” [ 13 ]

REFERENCES

[1] New York Times. October 21, 1994. “Study says 1 in 5 Americans suffers from chronic pain.”

[2] Cone et al. 2008. Urine drug testing of chronic pain patients: licit and illicit drug patterns. Journal of Analytical Toxicology 32: 532-543.

[3] Abrams et al. 2007. Cannabis in painful HIV-associated sensory neuropathy: a randomized placebo-controlled trial. Neurology 68: 515-521.

[4] Ellis et al. 2008. Smoked medicinal cannabis for neuropathic pain in HIV: a randomized, crossover clinical trial. Neuropsychopharmacology 34: 672-80.

[7] Ware et al. 2010. Smoked cannabis for chronic neuropathic pain: a randomized controlled trial. CMAJ 182: 694-701.

[8] Cooper et al. 2013. Comparison of the analgesic effects of dronabinol and smoked marijuana in daily marijuana smokers. Neuropsychopharmacology 38: 1984-1992.

[9] Lynch and Campbell. 2011. Cannabinoids for treatment of chronic non-cancer pain; a systematic review of randomized trials. British Journal of Clinical Pharmacology 72: 735-744.

[10] Sunil Aggerwal. 2012. Cannabinergic pain medicine: a concise clinical primer and survey of randomized-controlled trial results. The Clinical Journal of Pain [E-pub ahead of print].

[11] Comelli et al. 2008. Antihyperalgesic effect of a Cannabis sativa extract in a rat model of neuropathic pain. Phytotherapy Research 22: 1017-1024.

[12] Johnson et al. 2009. Multicenter, double-blind, randomized, placebo-controlled, parallel-group study of the efficacy, safety and tolerability of THC: CBD extract in patients with intractable cancer-related pain. Journal of Symptom Management 39: 167-179.

[13] Abrams et al. 2011. Cannabiniod-opioid interaction in chronic pain. Clinical Pharmacology & Therapeutics 90: 844-851.

Ref. http://cannabismedicinal.cl/cannabis-y-su-aplicacion/dolor-cronico/

 


10 ENFERMEDADES RARAS QUE EL CANNABIS PUEDE TRATAR

Enfermedades Raras Existen miles de trastornos que han sido poco estudiados debido a su rareza y complejidad. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden proporcionar soluciones complejas a estas enfermedades complejas. Los programas de cannabis medicinal ahora ayudan a descubrir estas soluciones y proporcionárselas a las pacientes que las necesitan desesperadamente.

Complejo de esclerosis tuberosa

  • Un trastorno genético poco común que causa tumores benignos en el cerebro, ojos y otros órganos vitales.
  • Prevalencia mundial de 10-16 por cada 100.000
  • Por lo general, se diagnostica durante la infancia o la niñez.

El complejo de esclerosis tuberosa (CET) puede causar autismo, epilepsia, retraso del desarrollo, problemas de conducta y otros síntomas, aunque los síntomas varían mucho de unos individuos a otros.

En el CET, mutaciones genéticas alteran la expresión de dos proteínas, la hamartina y la tuberina. En individuos sanos, estas dos proteínas trabajan juntas para controlar diversos aspectos del crecimiento, división y muerte celular, y actúan como supresores del crecimiento del tumor. En el CET, las dos proteínas se inhiben, permitiendo el crecimiento celular sin control y, finalmente, la formación de tumores.

El sistema endocannabinoide tiene una profunda implicación en los casos de CET. La investigación ha sugerido que los niños con CET presentan una expresión alta y anormal de los receptores CB? durante el desarrollo temprano del cerebro. Es bien sabido que el sistema EC juega un papel fundamental en los procesos relacionados con la división y la muerte celular. Además, el CBD es un medicamento importante contra la epilepsia que puede manejar los ataques epilépticos en el CET.

Los creadores de Charlotte’s Web incluyeron a un pequeño que padece CET, Keegan Streetman, en sus primeros ensayos con buenos resultados. Actualmente, GW Pharmaceuticals lleva a cabo un ensayo clínico de fase III sobre la eficacia de su spray a base de CBD Epidiolex para la epilepsia causada por el CET.

Enfermedad mitocondrial

  • Un grupo de trastornos genéticos que afectan a las mitocondrias, los “motores” de las células que les suministran energía.
  • Prevalencia mundial de alrededor de 11-12 por cada 100.000.
  • Los niños que nacen con EM suelen haber presentado síntomas a los 10 años de edad.

La EM provoca daños neurológicos, crisis convulsivas, dolor crónico, debilidad muscular, problemas de audición y visión, problemas de aprendizaje, síndrome de disfunción multiorgánica y trastornos respiratorios.

Puede que los síntomas de la EM estén relacionados con el estrés oxidativo, una acumulación de especies reactivas del oxígeno dentro de la célula. Por lo tanto, los tratamientos (limitados) existentes incluyen antioxidantes capaces de penetrar la membrana celular.

El reconocimiento de la capacidad del cannabis para tratar los síntomas de EM se ha producido principalmente a través de los grupos de pacientes. Los pacientes afirman que el aceite de cannabis mejora, notablemente, la gestión de las crisis, y alivia el dolor crónico. En el estado de Georgia, la EM se encuentra, a día de hoy, en la lista de enfermedades aprobadas para los pacientes de cannabis medicinal.

Se cree que las capacidades antioxidantes de algunos cannabinoides pueden actuar directamente para mejorar la función mitocondrial. Varios estudios han investigado esta relación, pero la investigación está dando los primeros pasos. Se puede encontrar un análisis de los estudios existentes en el artículo Cannabinoid receptor agonists are mitochondrial inhibitors (A. Athanasiou et al., 2007).

Enfermedad de Behçet

  • Un trastorno autoinmune en el que el sistema inmune ataca los vasos sanguíneos sanos, causando inflamación.
  • Poco común en Norteamérica y en el norte de Europa (de 1 por cada 15.000 a 1 por cada 500.000)
  • Es más común en ciertas zonas de Asia y África (80-300 por cada 100.000 en Turquía, el país más afectado).

La enfermedad de Behçet (EB) puede causar lesiones en la piel y en los genitales, inflamación de las articulaciones, dolor crónico, inflamación en el cerebro, coágulos de sangre, y aneurismas. Se cree que una combinación de factores genéticos y ambientales, que aún no se han determinado, causa la EB. No se conoce ninguna cura, pero los fármacos antiinflamatorios pueden proporcionar cierto alivio, y también se utilizan fármacos inmunosupresores.

Varios cannabinoides, entre ellos el THC y el CBD, son conocidos por su efecto antiinflamatorio, y algunos enfermos de EB de EE.UU. han informado de alivio subjetivo de los síntomas cuando consumen cannabis. De hecho, el estado de Illinois ha incluido la EB en su lista de trastornos aprobados.

Neuromielitis óptica (enfermedad de Devic)

  • Una enfermedad autoinmune rara que causa inflamación recurrente y la desmielinización del nervio óptico y de la médula espinal.
  • Prevalencia mundial de 1-2 por cada 100.000.
  • Con frecuencia se confunde con la esclerosis múltiple (EM), lo que dificulta la tarea de establecer la prevalencia.

La neuromielitis óptica (NMO) causa la pérdida permanente de la visión y la función de la médula espinal; esta última puede producir debilidad muscular, falta de coordinación y de control del intestino/vejiga, además de pérdida de sensibilidad.

La NMO es muy similar a la EM, que también se caracteriza por la inflamación y desmielinización del tejido nervioso. Sin embargo, implica una respuesta autoinmune diferente. La NMO puede causar deterioro físico mucho más rápido, y alrededor del 30% de los pacientes mueren unos cinco años después del diagnóstico. Por el contrario, la mayoría de los enfermos de EM puede esperar vivir una vida normal o ligeramente reducida. Al igual que con la EM, no existe una cura para la NMO, pero algunos medicamentos pueden aliviar los síntomas.

En un estudio de 2013 sobre el dolor neuropático y la hipersensibilidad derivados de la NMO, los dos endocannabinoides 2-AG y anandamida presentaban niveles elevados en los pacientes en comparación con los controles sanos. Los autores concluyeron que estos endocannabinoides se liberan en niveles más altos en los pacientes con NMO, con el fin de reducir el dolor y la sensibilidad, y prevenir la hiperalgesia.

Miastenia gravis

  • Una enfermedad autoinmune que causa debilidad progresiva de los músculos.
  • Prevalencia mundial de 5-20 por cada 100.000.

Los principales signos y síntomas de miastenia gravis (MG) incluyen párpados caídos y parálisis faciales, dificultad para masticar, tragar y hablar, y dificultad respiratoria. La MG está causada por anticuerpos que bloquean la transmisión normal de la acetilcolina, el neurotransmisor responsable de coordinar los impulsos nerviosos con el movimiento muscular. No existe cura para la MG, pero algunos medicamentos anticolinesterásicos pueden tener algún efecto.

La acetilcolinesterasa es la enzima que degrada la acetilcolina, por lo que la inhibición de la primera puede aumentar los niveles de la segunda de manera efectiva en las uniones neuromusculares (donde los nervios se unen al músculo). Los niveles más altos de acetilcolina permiten que lleguen más señales nerviosas, y mejoran la respuesta de los músculos.

Varios estudios han demostrado la capacidad del THC, CBD y de otros cannabinoides para inhibir la acetilcolinesterasa y reducir el ritmo de degradación de la acetilcolina. Un estado de los EEUU, Illinois, incluye la MG en su lista de enfermedades aprobadas, y el médico con sede en California Allan Frankel ha estado tratando a enfermos de MG con una combinación de THC, CBD y THC-A, al parecer con buenos resultados.

Síndrome de Ehlers-Danlos

  • Un grupo de trastornos genéticos que afectan a la piel y a los tejidos conectivos de las articulaciones.
  • Prevalencia mundial de alrededor de 20 por cada 100.000.

El síndrome de Ehlers-Danlos (SED) puede causar, hiperlaxitud de articulaciones inestables, hiperelasticidad dérmica, dolor crónico, espasmos musculares, deformidades de la columna vertebral y de las articulaciones, y complicaciones cardiovasculares. El SED está causado por mutaciones en ciertos genes clave que controlan la expresión de proteínas fundamentales para la producción de colágeno.

Se dispone de informes de enfermos de SED que describen un alivio subjetivo anecdótico del dolor neuropático y los espasmos al utilizar cannabis y tratamientos a base de cannabinoides. El compuesto palmitoiletanolamida (PEA) también se ha utilizado para controlar el dolor neuropático en el SED, y está disponible bajo la marca PeaPure en algunos países.

Aunque no es un cannabinoide clásico, se sabe que tiene afinidad por los receptores GPR55 y GPR119, que son parte del sistema endocannabinoide, y también se sabe que aumenta los efectos de la anandamida.

Pénfigo

  • Un grupo raro de trastornos autoinmunes que afectan a la piel y a las membranas mucosas, en particular a la boca.
  • Prevalencia mundial del pénfigo estimada en 10-50 por cada 100.000.
  • Ciertos grupos étnicos (en particular, los judíos Askenazí) se ven más afectados que otros.

El pénfigo causa ampollas que pican, y a menudo son dolorosas, y úlceras que pueden extenderse hasta cubrir un gran porcentaje del cuerpo. Si no se recibe tratamiento, puede causar infecciones fuera de control, que pueden ser mortales. Los tratamientos más comunes incluyen varios esteroides de alta resistencia, incluida la prednisona, que tienen una serie de efectos secundarios graves, entre ellos perforaciones intestinales.

El pénfigo está causado por anticuerpos patógenos que atacan a una proteína conocida como molécula de adhesión celular epitelial. Sin esta proteína, las células no pueden mantenerse juntas como es normal, y la capa externa de la piel y las membranas mucosas se deshacen y desprenden gradualmente.

Se ha demostrado que los tratamientos a base de cannabis son eficaces contra varias enfermedades autoinmunes que afectan a la piel, incluidas la psoriasis y la epidermólisis bullosa. En general, son los receptores CB? los que median los efectos inmunológicos y antiinflamatorias de los cannabinoides – y estos receptores están concentrados en niveles altos en la epidermis.

Además, los tratamientos a base de cannabinoides (concretamente las cremas y ungüentos tópicos) también pueden conferir importantes efectos antibacterianos, antivirales, y fungicidas, ayudando a prevenir la infección secundaria. Se han presentado varias solicitudes de patente para productos tópicos a base de cannabis para el pénfigo, y hay varios informes anecdóticos de pacientes que han experimentado un alivio de los síntomas.

Aleteo diafragmático mioclono

  • Una enfermedad extremadamente rara que causa espasmos rápidos e involuntarios del diafragma.
  • Sólo se ha diagnosticado a 50 personas en todo el mundo hasta el momento.
  • También conocido como síndrome de la danza del vientre.

El aleteo diafragmático mioclono (ADM) hace que el diafragma se contraiga entre 35 y 480 veces por minuto, provocando un efecto de onda espasmódica, que recuerda a una bailarina del vientre. Este trastorno, extremadamente raro, puede deberse a trastornos nutricionales, disfunción de los sistemas nerviosos central o periférico, productos farmacéuticos, o posiblemente incluso a la ansiedad.

Se cree que, por lo general, el ADM no es mortal, pero causa malestar y dificultad para respirar y comer. No hay tratamiento farmacéutico estándar, pero los síntomas pueden aliviarse al instante mediante el bloqueo temporal del nervio frénico que pasa por los pulmones para llegar al diafragma.

En un caso célebre, se informó de que un hombre joven que sufría ADM, Chaz Moore, había descubierto que el cannabis medicinal era el único tratamiento eficaz para los síntomas. Debido a su extrema rareza, hay poca investigación sobre la enfermedad. Sin embargo, es probable que los cannabinoides con efectos antiespasmódicos y anticonvulsivantes, como el CBD, sean de mayor interés.

Fiebre mediterránea familiar

  • Un trastorno inflamatorio hereditario que afecta sobre todo al pecho, al abdomen y a las articulaciones.
  • Prevalencia mundial estimada en 10-50 por cada 100.000; en las zonas más afectadas la prevalencia puede ser tan alta como 500 por cada 100.000 (1 por cada 200).
  • Afecta principalmente a las poblaciones del Mediterráneo, en particular a los armenios, griegos, italianos y judíos sefardíes.

La fiebre mediterránea familiar (FMF) provoca ataques de dolor, fiebre e inflamación en el pecho, abdomen y en las articulaciones, que duran varias horas y se repiten de forma intermitente. Los primeros ataques se producen antes de los 18 años en el 99% de los pacientes.

Se cree que la FMF está causada por mutaciones en los genes que controlan la expresión de una proteína conocida como pirina, que está profundamente implicada en la regulación de procesos inflamatorios. Los analgésicos, AINE y otros fármacos, entre ellos la colchicina, pueden tener algún efecto.

El cannabis se describió por primera vez como un posible tratamiento para la FMF en 1997. En un estudio cruzado doble ciego y controlado con placebo, realizado en un solo paciente con FMF, se descubrió que el THC reduce notablemente la necesidad de analgésicos a base de opiáceos. Sin embargo, parece que no se ha realizado ninguna investigación más desde entonces.

Trastorno CDKL5

  • Un trastorno genético muy raro relacionado con el cromosoma X, que causa crisis convulsivas y retrasos en el desarrollo.
  • 167 casos registrados en todo el mundo hasta el momento.
  • Principalmente asociado con las niñas.

Este trastorno raro, descubierto recientemente, causa convulsiones epilépticas severas, retrasos en el desarrollo, escoliosis, microcefalia, pobre control motor, habla limitada, y varias otras anormalidades. Se asocia con mutaciones en el gen CDKL5, que se encuentra en el cromosoma X.

Se sabe muy poco acerca de este trastorno hasta el momento, y no se han realizado estudios formales sobre el potencial del cannabis como tratamiento. Sin embargo, varias familias de niños que sufren el trastorno han informado de que se han producido grandes mejoras después de usar CBD. En 2014, se conoció el caso de una niña de 11 meses de edad que había presentado una mejoría en el control muscular, el contacto visual, el estado de alerta y el progreso general después de usar CBD.

En 2016, Harper Elle Howard, de 6 años de edad, perdió trágicamente su batalla contra el CDKL5. Con tan solo dos semanas de edad, comenzó a sufrir ataques epilépticos potencialmente mortales que no respondía a los tratamientos convencionales.

El tratamiento con CBD provocó un descenso rápido y drástico de los ataques epilépticos, y permitió a Harper reanudar un desarrollo casi normal durante varios años. Sin embargo, la batalla por mantener una vida normal, finalmente, resultó demasiado para Harper – aunque su historia directamente ha inspirado cambios en la legislación del cannabis medicinal en media docena de países.

Ref. https://sensiseeds.com/es/blog/10-enfermedades-raras-que-el-cannabis-podria-tratar/


LOS 6 BENEFICIOS MAS IMPORTANTES DEL CANNABIS

PARA EL SÍNDROME DE TOURETTE

El síndrome de Tourette es un trastorno neuropsiquiátrico hereditario que se manifiesta en la infancia y se caracteriza por tics físicos y vocales, tales como movimientos espasmódicos repetitivos o la exclamación de palabras obscenas o comentarios socialmente inapropiados. El cannabis puede ayudar con diferentes síntomas del síndrome de Tourette, como por ejemplo, reduciendo la ansiedad y la frecuencia de los tics.

 

El síndrome de Tourette es un trastorno neuropsiquiátrico hereditario que se manifiesta en la infancia y se caracteriza por tics físicos y vocales, tales como movimientos espasmódicos repetitivos o la exclamación de palabras obscenas o comentarios socialmente inapropiados. El cannabis puede ayudar con diferentes síntomas del síndrome de Tourette, como por ejemplo, reduciendo la ansiedad y la frecuencia de los tics.

Disminuye la frecuencia de los tics

Ha habido un considerable interés en el potencial del cannabis para reducir la frecuencia de los tics en los enfermos del síndrome de Tourette (ST), y se han publicado diversos trabajos sobre el tema. En un estudio realizado por investigadores en Hanover, Alemania (Müller-Vahl et al, 1998), se observó que 17 de 64 pacientes de ST informaron del consumo de cannabis, y que 14 de ellos experimentaron un alivio parcial, o total, de los tics después de su consumo.

Los investigadores alemanes realizaron varios estudios más sobre el cannabis y la reducción de los tics, y en todos se demostró que la mayoría de los pacientes experimentaban un alivio considerable después de consumir cannabis, y que muy pocos pacientes sufrían efectos secundarios. Se cree que el cannabis reduce los tics del ST actuando de una manera similar a como lo hace en otras enfermedades que producen distonía, como el párkinson.

No está claro cuál es el mecanismo exacto, pero se cree que puede encontrarse en los receptores cannabinoides densamente agrupados en los ganglios basales y en el hipocampo, áreas del cerebro que participan fundamentalmente en el control de la conducta y el movimiento, y que se sabe que son anormales en los individuos afectados.

Reduce los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es la enfermedad comórbida que se presenta con más frecuencia en los pacientes de ST. Los enfermos de ST que también tienen TOC presentan comportamientos compulsivos recurrentes, como contar y tocar las cosas de forma repetitiva y “ordenarlas de acuerdo a unas determinadas pautas rígidas”, y también pueden presentar una mayor agresividad en comparación con los enfermos que sólo padecen TOC.

La mayoría de los estudios realizados por los investigadores de Hanover, Alemania, observaron que los pacientes advertían una disminución de los síntomas obsesivo compulsivos, junto con una reducción de los tics. Sin embargo, su estudio de 2001 (del que puedes encontrar el texto completo aquí), que investigaba el rendimiento neuropsicológico de los pacientes de ST tratados con ??-THC, descubrió que los comportamientos obsesivo compulsivos y la ansiedad fóbica “mostraban un deterioro significativo” (es decir, los síntomas empeoraban) después del consumo de THC.

Aumenta la eficacia de los fármacos convencionales para el ST

Del mismo modo que ha habido un gran interés por la investigación sobre el cannabis como tratamiento para la ST por su propio derecho, ha habido un enorme interés en su uso como tratamiento coadyuvante administrado junto a ciertos medicamentos convencionales y específicos para el ST. Müller-Vahl et al observaron en un estudio de caso de 2002, de una mujer de 24 años de edad, que “??-THC puede ser útil en el aumento de la respuesta farmacológica a los antipsicóticos atípicos, como la amisulprida y la risperidona, en pacientes de ST”, y que “no se había producido ninguna reacción adversa grave”.

Asimismo, un estudio mucho anterior, publicado en la revista Life Sciences en 1989, sugirió que ambos cannabinoides y la nicotina podrían “mejorar significativamente” la efectividad de los “neurolépticos” (antipsicóticos) en las enfermedades motoras, incluido el ST. Además, los dos únicos ensayos, controlados y aleatorios, que se han realizado sobre el cannabis y el ST comparan el uso de un cannabinoide como terapia única y como terapia adyuvante frente al placebo. Se determinó que el uso de ambos junto con otros medicamentos arrojaba los resultados más positivos. Sin embargo, el tamaño de las muestras de los dos estudios era pequeño, y es necesaria una mayor investigación para confirmar los resultados.

Curiosamente, ya desde 1988, se ha observado que el cannabis también es eficaz en individuos que no responden a los tratamientos convencionales para el ST en absoluto.

Contra el insomnio

Muchos pacientes que sufren de Tourette también sufren de trastornos del sueño. Aunque no ha habido ninguna investigación específica sobre el efecto de los cannabinoides en los trastornos del sueño en pacientes con ST, se dispone de muchísimas pruebas anecdóticas que sugieren que el cannabis puede tener un efecto positivo en este aspecto del ST también. Por ejemplo, se sabe que el ST causa el aumento de la latencia del sueño (retraso en el inicio del sueño), mientras que se ha demostrado ampliamente que el cannabis reduce la latencia del sueño y disminuye la dificultad para conciliar el sueño de muchas personas.

También se ha observado que en los enfermos de ST se produce un aumento de la frecuencia de los tics durante la fase REM del sueño, mientras que se ha demostrado que el uso de cannabis reduce la duración del sueño REM por completo, lo que puede hacer que los enfermos de ST disfruten de un sueño más reparador. Los enfermos de ST también son menos capaces de permanecer dormidos durante la noche, otra de las características del insomnio en las que el tratamiento con cannabis puede ayudar.

Ansiolítico

La ansiedad es una característica común en muchos enfermos de ST. Aunque la valiosa investigación llevada a cabo por Müller-Vahl et al (y de los demás equipos de investigación que han investigado el potencial del cannabis para tratar el ST), en general, reveló que el uso de cannabis no afectaba positivamente a los niveles de ansiedad, y en un estudio incluso aumentaba la incidencia de la ansiedad fóbica, ha habido abundantes informes anecdóticos por parte de enfermos de ST que experimentan una mejoría subjetiva de la ansiedad.

Hasta existe una  “pastilla de cannabis” llamada Idrasil ™ que se comercializa para los enfermos de ST en los estados estadounidenses donde el cannabis medicinal es legal. En su página web, afirman que sus pacientes notan una reducción de los tics y de la ansiedad al tomar Idrasil regularmente.

Reduce la agresividad

Otra característica común de ST es la agresividad y los arrebatos de furia, que son sobre todo frecuentes en los niños (afecta hasta un 25% de los niños con ST), pero también están presentes en una importante minoría de los adultos. Estos estallidos típicamente se manifiestan como muestras impredecibles de agresividad que resultan, en gran medida, desproporcionadas a la provocación percibida, y con frecuencia pueden presentar el riesgo de autolesiones o lesiones graves a otros.

Una vez más, el potencial del cannabis para el tratamiento de los síntomas de la agresividad en los pacientes con ST no se ha investigado oficialmente, pero hay pruebas anecdóticas sustanciales, aportadas por enfermos de ST, de que el consumo de cannabis tiene un efecto positivo sobre la agresividad. Además de esto, muchas personas que padecen TDAH (un trastorno estrechamente relacionado, que suele ser comórbido con el ST) informan de un efecto subjetivamente positivo sobre la agresividad.

Ref. https://sensiseeds.com/es/blog/los-6-beneficios-mas-importantes-del-cannabis-para-el-sindrome-de-tourette/


OSTEOPOROSIS Y SALUD DE LOS HUESOS

El cannabis tiene un efecto de protección frente al debilitamiento de los huesos.

El cannabis puede ayudar a combatir la osteoporosis porque tiene un efecto de protección frente al debilitamiento de los huesos en las personas mayores, según un estudio de la Universidad de Edimburgo (Escocia) conocido este jueves.

La investigación se realizó con ratones y constató que el cannabis activa una molécula clave que ayuda a evitar el desarrollo de la osteoporosis, una dolencia que afecta a un 30 por ciento de las mujeres y a un 12 por ciento de los hombres mayores.

Otro elemento positivo que descubrieron los científicos de la Universidad de Edimburgo con respecto a determinados componentes del cannabis es que previene la acumulación de grasa en los huesos.

Stuart Ralston, profesor de reumatología de esta universidad, dijo que el hallazgo “es un paso adelante apasionante”, pero advirtió de que se trata de unos resultados iniciales y que son necesarios nuevos análisis clínicos en laboratorio para determinar cómo difieren los efectos del cannabis en función de la edad.

“Tenemos previsto realizar pronto nuevas pruebas y esperamos que los resultados ayudarán a desarrollar nuevos tratamientos valiosos en la lucha contra la osteoporosis”, manifestó Ralston.

El investigador aclaró que fumar cannabis mezclado con tabaco es “malo a cualquier edad” para los huesos y para la salud en general, e indicó que en el caso de las personas mayores “los efectos psicotrópicos” de la droga “pueden incrementar el riesgo de caídas en las personas mayores, y por lo tanto de rotura de huesos”.

“La fórmula ideal para avanzar en este terreno sería desarrollar un medicamento parecido al cannabis que no tuviera un efecto directo sobre el cerebro, sino sobre la periferia”, declaró Ralston.

Ref. https://www.google.com.co/amp/amp.elespectador.com/noticias/salud/articulo155944-marihuana-puede-ayudar-combatir-osteoporosis?client=ms-android-americamovil-co

LA CIENCIA DESCUBRE CÓMO LA MARIHUANA CONTRIBUYE A LA SALUD DE LOS HUESOS

Segun estudios recientes, el THC, el CBD y el CBG pueden acelerar la curación de huesos, prevenir enfermedades y ralentizar la degeneracion de tejidos. La marihuana puede aliviar el dolor de la artritis y la osteoporosis. Los pacientes prueban alternativas como tinturas, balsamos o aceites, ya que aun no hay terapias estandarizadas.

El sistema endocannabinoide cumple una función importante en el crecimiento, la conservación y el fortalecimiento de nuestros huesos. Al interactuar con otros sistemas de nuestro cuerpo, como el inmune, los receptores CB1 y CB2 también actúan como barrera ante enfermedades óseas. Por desgracia, todavía estamos empezando a entender cómo funciona este mecanismo y aún no hay terapias estandarizadas. A pesar de esto, muchos pacientes han optado por terapias alternativas o complementarias con cannabinoides para tratar sus problemas de huesos, tal y como ya se hacía en China o la India hace miles de años.

PRUEBAS CIENTÍFICAS SOBRE LA INFLUENCIA DE LOS CB1 Y CB2 EN EL CRECIMIENTO ÓSEO

Estudios llevados a cabo en los últimos años acerca de los compuestos de la planta de cannabis, han descubierto que los cannabinoides pueden proteger frente a enfermedades óseas, artritis, lesiones y los dolores asociados. El THC, el CBD y otros cannabinoides incluso podrían fortalecer los huesos tras una fractura. Los síntomas de dolencias como la osteoporosis o la osteoartritis podrían mitigarse con nuevos tratamientos cannábicos.

Un estudio de 2015 descubrió que los receptores cannabinoides pueden estimular la formación ósea y fortalecer los tejidos que conectan huesos rotos. Los investigadores aplicaron CBD o una combinación de CBD y THC a ratas con huesos rotos, descubriendo que las tratadas con CBD curaban más rápido y con un callo más sólido. Este reciente estudio valoraba hipótesis previas acerca del efecto que el sistema endocannabinoide podría tener sobre el metabolismo óseo y la consecuente renovación de tejidos antiguos. Este mecanismo fue detectado en este estudio y otro estudio de 2009 ya había descubierto que el receptor celular CB1 está relacionado con el proceso de desarrollo de la osteoporosis en la vejez. El sistema endocannabinoide parece regular la cantidad de material óseo que se descompone, la grasa acumulada en el interior del hueso y cuántas células óseas nuevas se producen. Otro estudio de 2009 encontró una conexión entre los receptores CB2 y la densidad ósea en ratones. Este informe señalaba también que una de las funciones de los receptores CB2 es equilibrar el metabolismo óseo, reduciendo de esa manera la decadencia de los huesos con la edad.

LOS CANNABINOIDES PUEDEN TRATAR LOS DOLORES DE LAS ENFERMEDADES DE LOS HUESOS

Cuando hablamos de enfermedades óseas, una de las amenazas más importantes es la artritis, que se refiere a un trastorno que se manifiesta en dolores, rigidez e inflamaciones en articulaciones y movilidad reducida. No existen curas para la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones relacionada con la edad, ni para la artritis reumatoide, un tipo de trastorno autoinmune. Tampoco hay tratamientos efectivos para otras enfermedades reumáticas. El dolor es el síntoma común en cualquier tipo de artritis. Los calmantes de receta pueden desarrollar tolerancia, efectos secundarios adversos y adicciones. Muchos pacientes mueren por la acción supresora de los opiáceos sobre el sistema nervioso central. Ahora muchos pacientes utilizan productos cannábicos como tratamiento para la artritis porque puede reducir el dolor y las inflamaciones.

Las evidencias científicas, tanto de investigaciones en laboratorio como de ensayos clínicos en humanos, sugieren que la química del cannabis podría tener aplicaciones terapéuticas en el tratamiento de estos tipos de dolores crónicos. Este estudio de 2014 sigue investigando la función del sistema endocannabinoide en la percepción del dolor en casos de osteoartritis, mientras otro estudio de 2016 indica que algunas aplicaciones tópicas con CBD alivian los dolores de la artritis y la inflamación sin causar efectos adversos evidentes.

También existen estudios que señalan que nuestros nervios están repletos de receptores cannabinoides y que los receptores CB1 periféricos pueden ser factores importantes para controlar el dolor osteoartrítico. Los receptores cannabinoides son ahora la diana para tratamientos del dolor tanto en casos de artritis reumatoide como de osteoartritis, como confirmaba este estudio en 2008. Otro estudio de 2014 comprobaba la participación del sistema endocannabinoide en la modulación del dolor de la osteoartritis. El receptor CB2, que asimila el CBD, también regula las respuestas de dolor de la osteoartritis en la articulación de la rodilla, según este estudio de 2013.

Si pasamos del laboratorio a las famacias, GW Pharmaceuticals, una compañía británica especializada en medicamentos con cannabinoides, también demostró en ensayos clínicos que su compuesto patentado Sativex, basado en el cannabis, causaba un “efecto analgésico significativo en el tratamiento del dolor causado por la artritis reumatoide y una disminución de la actividad de la enfermedad”. GW Pharmaceuticals también posee la patente de la aplicación terapéutica del CBG como tratamiento para la osteoporosis. El CBG, o cannabigerol, no es psicoativo y se encuentra en pequeñas cantidades en las plantas de marihuana. Sus propiedades se están investigando actualmente como posibles agentes cicatrizantes para los huesos.

La ciencia también ha empezado a valorar el CBD como una sustancia con el poder de combatir la artritis, como sugiere este estudioOtra reciente investigación concluye que un cannabinoide sintético derivado del CBD podría constituir un nuevo medicamento para la artritis reumatoide. La acción de aplicaciones tópicas con CBD para esta enfermedad también se recoge en un estudio de 2016, en el que se observaba un alivio evidente de los dolores e inflamaciones de la artritis en ratas.

UN EFECTO SECUNDARIO

Hace poco escribimos acerca de cómo la marihuana puede reducir el dolor y la inflamación de la artritis. Por desgracia, también tenemos que mencionar que un reciente estudio de la Revista Americana de Medicina ha descubierto que los fumadores de marihuana habituales tienen presentar un menor peso corporal y mayor tendencia a sufrir fracturas de huesos. Dentro del campo de estudio, 170 adultos consumían cannabis con fines recreativos, mientras 114 eran fumadores de tabaco que no consumían marihuana. Los consumidores intensivos de marihuana tenían menor peso e índice de masa corporal que los no consumidores, lo cual podría ser positivo o negativo. Pero sin duda es negativo saber que los fumetas más empedernidos suelen sufrir más fracturas que los fumadores de tabaco. Los científicos midieron la densidad ósea de los participantes en el estudio, descubriendo que los consumidores habituales de marihuana tenían menor densidad mineral. Esto provocaría un mayor riesgo potencial de osteoporosis y fracturas.

Ref. https://www.royalqueenseeds.es/blog-la-ciencia-descubre-como-la-marihuana-contribuye-a-la-salud-de-los-huesos-n404


EL CANNABIS TAMBIÉN ES BENEFICIOSO PARA TRATAR EL LUPUS

Aunque es de sobra conocido, la marihuana posee toda una serie de propiedades que la hacen especialmente apta para uso medicinal. En este caso se ha descubierto que esta sustancia es un buen remedio contra el lupus, una enfermedad crónica que provoca que el sistema autoinmune del paciente ataque a los propios tejidos y órganos sanos del cuerpo. A continuación, explicamos más a fondo esta enfermedad, cuáles son sus síntomas y los beneficios del cannabis en su tratamiento.

El sistema inmunitario está diseñado para combatir las sustancias ajenas y extrañas al cuerpo cuando, por ejemplo, cogemos un resfriado. Si este proceso falla, y es el propio sistema el que ataca a las células y tejidos sanos del organismo, se produce una enfermedad normalmente conocida como lupus.

Se trata de una enfermedad crónica que afecta a cerca de cinco millones de personas en el mundo, de las que el 90 % son mujeres. El lupus es más común en las mujeres afroamericanas, hispanas, asiáticas e indígenas americanas que entre las de piel blanca. Existen varios tipos, aunque el más común es el lupus eritematoso sistémico (SLE, en inglés). Como en todas las formas de la variedad, los síntomas en cada paciente pueden distar drásticamente de los de otras. No obstante, la enfermedad afecta principalmente a articulaciones, piel, riñones, corazón, vasos sanguíneos y el cerebro.

En las complicaciones más graves, el lupus provoca una alta presión arterial en los pulmones, lo que dificulta la respiración. Además, causa inflamación en los riñones y en el cerebro, minando la capacidad de los primeros para filtrar la sangre y provocando toda una serie de problemas neurológicos, entre ellos la posibilidad de sufrir un ictus. La enfermedad también afecta a las arterias y aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Además de la variedad SLE existen otros tipos de lupus, como el lupus eritematoso discoide, que causa un sarpullido en la piel que es difícil de curar; el lupus eritematoso cutáneo subagudo, que provoca llagas en las partes del cuerpo que están expuestas al sol; el lupus secundario, causado por el uso de algunos medicamentos, y el lupus neonatal, una variedad rara que afecta a los bebés recién nacidos.

El tratamiento tradicional del lupus gira en torno a la gestión de los brotes una vez que se han producido bajo fármacos que suprimen el sistema inmunitario. Con esta función, durante décadas se ha utilizado hidroxicloroquina (HCQ), un medicamento que ha resultado ser tóxico para los ojos.

De forma más reciente la FDA, asociación que se encarga de regular los medicamentos en Estados Unidos, ha aprobado el uso de belimumab para el tratamiento del SLE. Los primeros estudios señalan que esta sustancia es “marginalmente efectiva”. Si tenemos en cuenta su precio, unos 35.000 dólares al año (30.900 euros), no resulta extraño que los enfermos reclamen un medicamento más barato y efectivo.

¿Cómo beneficia el cannabis al tratamiento del lupus?

Al tratarse de una enfermedad autoinmune, el daño se produce porque el sistema inmunitario provoca inflamación cuando no es necesario. En este momento es en el que entran en juego los componentes del cannabis, que pueden aliviar los síntomas de la enfermedad.

Por la naturaleza del lupus, las inflamaciones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Algunos cannabinoides, es decir, los productos químicos que forman parte del cannabis, son especialmente válidos para combatir la inflamación de forma eficaz. En el caso de que esta se produzca en órganos vitales como el corazón, los pulmones, los riñones o el cerebro, la marihuana media en la respuesta inflamatoria.

Según una encuesta canadiense, son muchas las personas que se automedican con cannabis para tratar dolores crónicos, como el ocasionado por el lupus. Además, en el caso de las articulaciones, la marihuana permitiría tener al dolor bajo raya y ofrecería a los enfermos una mejor calidad de vida, con mayor libertad a la hora de viajar y hacer ejercicio.

El doctor Sean Breen, director médico de la Medical Cannabis of Southern California, recomienda a sus pacientes que utilicen el cannabis para aliviar varios síntomas de lupus. Una de las afectadas que ha tratado sufría calambres abdominales, náuseas y dolor en las articulaciones, todo ello como resultado de otros medicamentos. Para casos como este, el doctor Breen recomienda vaporizar la planta y aplicar una crema a base de cannabis tópica para calmar las molestias.

Más recientemente, The Lupus Foundation of America, la organización benéfica nacional para la lucha contra esta enfermedad, ha apoyado de forma oficial la investigación científica alternativa sobre el uso de la marihuana para fines medicinales. La postura de la asociación es razonable, teniendo en cuenta el alto coste de los medicamentos tradicionales y sus efectos adversos. Con relativamente inofensivos efectos secundarios y a un precio asequible, el cannabis parece estar destinado a convertirse en el nuevo estándar para el tratamiento del lupus en el futuro.


ENFERMEDADES AUTOINMUNES

El sistema inmunitario (SI), es uno de los sistemas más complejos del ser humano. Está compuesto por diferentes procesos biológicos y por un conjunto de células sanguíneas tales como: leucocitos (glóbulos blancos), inmunoglobulinas, linfocitos (células linfáticas), macrófagos, neutrófilos, entre otros. Este sistema es el responsable de proteger al cuerpo de agentes patógenos y cancerosos. Cuando nuestro SI falla o actúa tardíamente, los patógenos pueden evolucionar y adaptarse fácilmente para poder evitar al sistema inmunitario, alojandose así en nuestro organismo e infectando o destruyendo nuestras células.

Las enfermedades autoinmunes, pueden afectar cualquier parte de nuestro organismo, y cuando esto sucede, el sistema inmunitario ataca a las células sanas y las infecta o destruye, afectando directamente nuestro cuerpo. Las causas que conllevan a desarrollar una enfermedad autoinmune son desconocidas, pero se cree que pueden desarrollarse producto de la genética o producto de cambios que confunden al sistema inmunitario (bacterias, virus o fármacos).

Efecto de los cannabinoides

  • Modula actividad de macrófagos
  • Modula función de linfocitos

Resumen

Los cannabinoides al estar presentes en el sistema inmunológico, permite que existan regulaciones en las actividades de macrófagos y linfocitos.

Interacción de los cannabinoides con la enfermedad autoinmune

Bajo esta perspectiva, los cannabinoides han demostrado su presencia en casi todo nuestro organismo gracias a los receptores cannabinoides (CB-1 y CB-2). Los receptores CB-1 han sido encontrados tanto en cerebro, pulmones, músculos, órganos reproductivos, hipotálamo, cerebelo, hipocampo, amígdala, medula espinal, tracto gastrointestinal, sistema vascular, entre otros. Los receptores CB-2 han sido encontrado en el bazo, huesos, piel y células gliales. Además, se ha encontrado que ambos receptores CB-1 y CB-2 se encuentran presentes tanto en el sistema inmune, como en hígado, médula ósea, páncreas y el tronco encefálico.

La influencia de los cannabinoides sobre la función inmunológica, se ha examinado ampliamente en los últimos 25 años. Varios modelos experimentales se han utilizado empleando sujetos que abusan de las drogas, animales experimentales expuestos al humo de la marihuana o inyectados con cannabinoides, y en modelos in vitro empleando cultivos de células inmunes tratados con diversos cannabinoides. En su mayor parte, estos estudios sugieren que los cannabinoides modulan la función de los linfocitos T y B, así como las células NK y macrófagos. [1]

Además de los estudios que examinan los efectos de cannabinoides en la función de células inmunes, otros informes han documentado que estas sustancias modulan la resistencia del huésped, especialmente la respuesta inmune secundaria, a diversos agentes infecciosos (Virus herpes simplex, retrovirus, Estafilococo, Listeria, Treponema y Legionella). Por último, y una tercera parte importante de la inmunidad del huésped y los cannabinoides es que implica a los efectos del fármaco sobre la red de citoquinas. El empleo in vivo y en modelos in vitro, ha determinado que los cannabinoides modulan la producción y la función de las citocinas de fase agudas, así como modulan la actividad de células como macrófagos y  T helper, Th1 y Th2.[2]

Yoonkyung Do, (2016)[3] utilizó Dexanabinol (HU-211), un cannabinoide sintético no psicotrópico, para el tratamiento de la encefalomielitis alérgica experimental y observó la reducción significativa de los síntomas clínicos de la enfermedad además de la inflamación asociada. Para este autor, además hay evidencia clínica que sugiere que el tratamiento con THC puede beneficiar a pacientes con esclerosis múltiple mediante su capacidad para inducir apoptosis en las células dendríticas que participan activamente en la presentación del autoantígeno que inicia la autoinmunidad.
Estos resultados son interesantes y demuestran que, en determinadas condiciones, los cannabinoides pueden ser inmunomoduladora, mejorando el proceso de la enfermedad

[1] Marijuana, immunity and infection. Klein TW1, Friedman HSpecter SJ Neuroimmunol. 1998 Mar 15;83(1-2):102-15.

[2] Marijuana, immunity and infection. Klein TW1, Friedman HSpecter SJ Neuroimmunol. 1998 Mar 15;83(1-2):102-15.

[3] Activation through Cannabinoid Receptors 1 and 2 on Dendritic Cells Triggers NF-B-Dependent Apoptosis: Novel Role for Endogenous and Exogenous Cannabinoids in Immunoregulation1. Yoonkyung Do,* Robert J. McKallip,* Mitzi Nagarkatti,* and Prakash S. Nagarkatti2†. J Immunol 2004; 173:2373-2382; doi: 10.4049/jimmunol.173.4.2373

Ref. ://www.kalapa-clinic.com/cannabinoides-enfermedades-autoinmunes/


EL CANNABIS PUEDE INDUCIR LA REMISIÓN DE LOS SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE CROHN

Investigadores en Israel realizaron un ensayo clínico sobre los efectos antiinflamatorios del cannabis en pacientes que padecen la enfermedad de Crohn. De los 21 pacientes que sufrían síntomas graves y que no respondían a otros tratamientos (incluyendo los esteroides), a 11 se les administró cannabis dos veces al día, mientras que los otros recibieron un placebo. Después de 8 semanas de tratamiento con cannabis, 5 de esos pacientes mostraron la remisión completa de los síntomas mientras que se midió la respuesta clínica en el 90% de los casos. En comparación, en el grupo al que se administraba placebo, sólo hubo 1 caso de remisión y una respuesta clínica del 40%.

Investigadores en Israel realizaron un ensayo clínico sobre los efectos antiinflamatorios del cannabis en pacientes que padecen la enfermedad de Crohn. De los 21 pacientes que sufrían síntomas graves y que no respondían a otros tratamientos (incluyendo los esteroides), a 11 se les administró cannabis dos veces al día, mientras que los otros recibieron un placebo. Después de 8 semanas de tratamiento con cannabis, 5 de esos pacientes mostraron la remisión completa de los síntomas mientras que se midió la respuesta clínica en el 90% de los casos. En comparación, en el grupo al que se administraba placebo, sólo hubo 1 caso de remisión y una respuesta clínica del 40%. Por lo tanto, los investigadores recomiendan que se realicen estudios más amplios utilizando otros métodos de consumo en lugar de fumar.

La inmunodeficiencia es un estado patológico

La enfermedad de Crohn con frecuencia se describe de manera erronea como una enfermedad autoinmune cuando es, de hecho, un estado patológico en el que el sistema inmune no cumple su función. Este estado depende de una serie de factores genéticos, ambientales e inmunológicos y no tiene cura conocida a día de hoy. La inflamación crónica del tracto gastrointestinal provoca síntomas tales como dolor abdominal leve, diarrea con sangre, náuseas, vómitos, pérdida de peso y fiebre.

La medicina moderna tiene por objetivo reducir estos síntomas para mantener la enfermedad en remisión utilizando diferentes tratamientos, desde un ligero cambio en la dieta a un tratamiento de esteroides o incluso cirugía para extirpar el área afectada del tracto. El método a utilizar depende de la gravedad de los síntomas y por lo tanto va en función de cada persona. Las evidencias o pruebas anecdóticas, como la historia de Shona Banda, sugieren que las propiedades antiinflamatorias del cannabis tienen un efecto positivo en los pacientes que padecen la enfermedad de Crohn.

Un ensayo clínico prospectivo

Los investigadores del Centro Médico Meir en Tel Aviv, Israel, querían investigar más profundamente este efecto específico. “Se ha comunicado que la planta de marihuana Cannabis sativa produce efectos beneficiosos en los pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino, pero esto aún no se ha estudiado en ensayos controlados”, escribieron en la revista médica Clinical Gastroenterology and Hepatology. “Hemos llevado a cabo un ensayo prospectivo para determinar si el cannabis puede producir la remisión en pacientes con la enfermedad de Crohn”.

Según lo explicado por el Dr. Lester Grinspoon en su artículo Un Poco de Cautela, la evidencia anecdótica no puede ser tenida en cuenta por la ciencia, de ahí la importancia de realizar un estudio controlado y medido para extraer conclusiones sobre los efectos del cannabis como medicina. Esto es lo que hicieron los investigadores e incluso aunque no consideren su estudio un éxito rotundo, la respuesta clínica en el 90% de los casos y la remisión completa en el 45% del grupo al que se administraba cannabis demuestran un claro beneficio para los pacientes. Los investigadores animan a seguir estudiando las propiedades antiinflamatorias del cannabis y otros métodos de ingesta en lugar de fumar.

Las propiedades antiinflamatorias del cannabis

Aunque este estudio clínico midió una cantidad exacta de 11,5 mg de THC por cigarrillo de cannabis, no se ha registrado ningún otro cannabinoide con precisión. Las propiedades antiinflamatorias del cannabis pueden ser beneficiosas para los enfermos de artritis, cirrosis y otras enfermedades, y existen otros cannabinoides que han demostrado su utilidad para ese propósito. Entre ellos se encuentra el (E)BCP, una molécula que se centra sólo en los receptores CB2, por lo que no tiene ningún efecto psicoactivo y que asimismo se puede encontrar en diferentes alimentos, como la pimienta negra, el orégano, la albahaca, el limón, la canela o en las zanahorias.

Como concluyeron los investigadores, es necesario realizar más estudios para investigar más a fondo la posibilidad de inducir la remisión completa de los síntomas utilizando cannabis.

Además, incluir en dicho estudio la medición del contenido de (E)-BCP, así como de los niveles de THC podría ayudar a los investigadores a entender mejor el efecto del cannabis en los síntomas de la enfermedad de Crohn, así como en otras afecciones inflamatorias. El uso de vaporizadores también podría resultar un método de ingesta o un consumo beneficioso porque su método de administración es tan eficaz como fumar, pero sin los efectos negativos de la combustión.

Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.

Ref.  https://sensiseeds.com/es/blog/el-cannabis-puede-inducir-la-remision-de-los-sintomas-de-la-enfermedad-de-crohn/


Video

5 MANERAS EN QUE EL CANNABIS AYUDA EN EL SUEÑO

Es común que las personas que utilizan marihuana lo hagan antes de dormir , ya sea por costumbre o necesidad. Décadas de investigación sobre la marihuana y el sueño pueden ayudar a explicar por qué.

Además de aliviar el insomnio , la marihuana parece tener una amplia gama de efectos sobre el sueño .

Esto es porque los productos químicos en la marihuana , conocidos como cannabinoides , en realidad imitan la actividad de los productos químicos que se encuentran naturalmente en el cerebro .

Estos productos químicos y sus vías biológicas constituyen el sistema endocannabinoide del cuerpo, que es responsable de la regulación del sueño , entre otras cosas.

Del mismo modo, la investigación muestra que la marihuana también puede tener un impacto directo en el sueño. He aquí 5 de los efectos más importantes que los estudios han identificado hasta el momento .

1 . Es más fácil quedarse dormido

Algunas de las primeras investigaciones sobre la marihuana y el sueño demuestra que el ingrediente principal de la marihuana , el THC , puede reducir significativamente el tiempo necesario para que personas con insomnio y sanas puedan conciliar el sueño.

En un pequeño estudio publicado en 1973 , el THC reduce el tiempo que le tomó a 9 sujetos con insomnio a dormirse por más de una hora en promedio. Sin embargo , los investigadores anotaron que  una dosis demasiado alta podría contrarrestar el efecto . También se encontró que el THC ayuda a  conciliar el sueño en un estudio de 2013 que implica sujetos sanos .

2 . Sueño más largo

Los primeros estudios también revelaron que el tomar THC o CBD antes de acostarse podría conducir a un aumento en el sueño en general. En un estudio, el aumento de la dosis de THC también aumentó la cantidad de tiempo empleado durmiendo .

Sin embargo , las dosis altas de THC también causaron una sensación de ” desorientacion ” en algunos sujetos cuando se despertaron , mientras que el sentimiento no estaba presente en dosis más bajas .

3 . Sueño Más Profundo

Algunos de los efectos más interesantes de la marihuana en el sueño implican su impacto en el ciclo del sueño. Los estudios muestran que el THC puede aumentar la cantidad de sueño de ondas lentas , también conocido como el sueño profundo, que experimenta el usuario durante su sueño .

Esto es probablemente una buena cosa, ya que se cree que el sueño profundo juega un papel importante en el proceso de restauración que se produce durante el sueño.

Lo que es más , los expertos creen que los efectos más perjudiciales de la privación del sueño son el resultado de la falta de sueño de ondas lentas . Por ejemplo , la investigación ha demostrado que reduce el sueño de onda lenta puede ser un fuerte predictor de la presión arterial alta en hombres mayores.

4 . Sueño REM mas corto

Otra forma en que la marihuana afecta el ciclo del sueño es una reducción en el sueño REM . Muchas personas que fuman antes de acostarse reportan una falta de sueño, que sólo se produce durante el sueño REM.

Mientras menos sueño REM podría ser visto como un efecto negativo del uso de la marihuana , los científicos aún no están seguros de lo que el sueño REM sirve en realidad .

Sin embargo , las personas que dejan de fumar después de usar la marihuana de manera frecuente a menudo experimentan un aumento en el sueño REM , también conocido como el efecto ” rebote REM ” , que se acompaña de un aumento en el sueño e inquietud durante el sueño. Pero este efecto tiende a desaparecer en cuestión de días o semanas , dependiendo de la persona .

5 . Mejor respiración

Cuando se trata de uso médico , la marihuana podría ofrecer un beneficio increíble para los aproximadamente 25 % de los hombres y el 9 % de las mujeres que sufren de un trastorno conocido como apnea del sueño.

La apnea del sueño se caracteriza por la interrupción de la respiración durante el sueño, y se ha relacionado con una serie de enfermedades graves , incluyendo diabetes y problemas cardíacos. Por desgracia , la gran mayoría de los enfermos de apnea del sueño  no tienen diagnostico ni tratamiento.

Incluso de los que buscan tratamiento , muchos finalmente se rinden en usar una máscara de CPAP cada noche.

Pero ahí es donde la marihuana puede ayudar, así como investigadores están probando las THC como alternativa , con los primeros resultados ya muestran promesa.

ref. leafscience.com

Proyecto Sankalpa

http://cannabismedicinal.cl/2014/03/31/5-maneras-en-que-el-cannabis-ayuda-en-el-sueno/

Apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno médico caracterizado por frecuentes interrupciones en la respiración de hasta diez segundos o más durante el sueño. La condición se asocia a numerosos trastornos fisiológicos, incluyendo fatiga, dolores de cabeza, presión arterial alta, latido irregular del corazón, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Aunque la apnea del sueño a menudo no se diagnostica, se estima que aproximadamente el cuatro por ciento de los hombres y el dos por ciento de las mujeres de entre 30 y 60 años de edad sufren de la enfermedad.

Un número limitado de estudios preclínicos evaluan el papel de los cannabinoides sobre la apnea del sueño. Escribiendo en la edición de junio de 2002, de la revista de la Academia Americana de Medicina del Sueño, los investigadores de la Universidad de Illinois ( en Chicago) Departamento de Medicina informaron” supresión potente de la apnea del sueño relacionado en ratas administradas ya sea mediante cannabinoides exógenos o endógenos.[1] los investigadores informaron que las dosis de Delta – 9 – THC y la oleamida endocannabinoide estabilizan la respiración durante el sueño. Estudios más recientes también informaron que la adminisracion de dosis de THC sintético reduce la apnea y aumenta los músculos de las vías respiratorias superiores en ratas. [ 2 ] En un ensayo clínico, la administración de THC sintético / Marinol ha demostrado de manera similar mitigar la apnea en adultos. Escribiendo en la revista Frontiers in Psychiatry en 2013, los investigadores llegaron a la conclusión de que la administración de THC mitigado significativamente los síntomas de la enfermedad en pacientes con apnea obstructiva del sueño en un período de tres semanas. “El tratamiento dronabinol puede ser una alternativa viable o como terapia coadyuvante en pacientes seleccionados con AS “, concluyeron los autores.[3]

REFERENCIAS

[1] Carley et al. 2002. Functional role for cannabinoids in respiratory stability during sleep. Sleep 25: 399-400.

[2] Calik et al. 2014. Intranodose ganglion injections of dronabinol attenuate serotonin-induced apnea in Sprague-Dawley rat. Respiratory, Physiology & Neurobiology 190: 20-24.

[3] Prasad et al. 2013. Proof of concept trial of dronabinol in obstructive sleep apnea. Frontiers in Psychiatry [online journal only]

http://cannabismedicinal.cl/cannabis-y-su-aplicacion/apnea-del-sueno/


Video

LOS 4 BENEFICIOS MAS IMPORTANTES DEL CANNABIS PARA EL PARKINSON

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo, que afecta al sistema nervioso central al destruir las células productoras de dopamina en un área del cerebro conocida como la sustancia negra. Las funciones motoras son las primeras en verse afectadas, y a medida que la enfermedad avanza, puede producirse un deterioro cognitivo, demencia y depresión. La discinesia es un síntoma común de la enfermedad de Parkinson (EP). El término se refiere a los movimientos involuntarios de los músculos producidos en las enfermedades nerviosas. Los síntomas pueden manifestarse como espasmos o temblores incontrolados, que progresan hasta que el movimiento es extremadamente lento (o incluso ausencia total de movimiento). Los pacientes con EP tratados durante períodos prolongados con Levodopa (un precursor natural de la dopamina, que aumenta los niveles de dopamina en el cerebro), pueden sufrir una forma específica de discinesia, conocida como discinesia inducida por Levodopa. Esta forma puede causar corea (movimientos “danzarines” exagerados de los pies y las manos), distonías (contracciones musculares sostenidas que causan torceduras y movimientos repetitivos involuntarios que se traducen en posturas anormales), y atetosis (movimientos lentos, involuntarios e incontrolados).

Contra la discinesia

La discinesia es un síntoma común de la enfermedad de Parkinson (EP). El término se refiere a los movimientos involuntarios de los músculos producidos en las enfermedades nerviosas. Los síntomas pueden manifestarse como espasmos o temblores incontrolados, que progresan hasta que el movimiento es extremadamente lento (o incluso ausencia total de movimiento). Los pacientes con EP tratados durante períodos prolongados con Levodopa (un precursor natural de la dopamina, que aumenta los niveles de dopamina en el cerebro), pueden sufrir una forma específica de discinesia, conocida como discinesia inducida por Levodopa. Esta forma puede causar corea (movimientos “danzarines” exagerados de los pies y las manos), distonías (contracciones musculares sostenidas que causan torceduras y movimientos repetitivos involuntarios que se traducen en posturas anormales), y atetosis (movimientos lentos, involuntarios e incontrolados).

Los receptores cannabinoides del sistema nervioso central están, densamente, agrupados en un área de la sustancia negra conocida como la parte reticulada, un área que básicamente participa en la señalización de la dopamina hacia el cuerpo estriado de los ganglios basales, la región principal responsable de la regulación de la actividad motriz. Los receptores cannabinoides también están presentes en grandes cantidades en los mismos ganglios basales. Por lo tanto, se cree que la transmisión natural de endocannabinoides desempeña un papel en estos procesos fundamentales y relacionados.

Varios estudios han indicado que agonizar los receptores cannabinoides, mediante la administración de cannabinoides exógenos, puede ayudar a reducir la discinesia inducida por Levodopa y otras dificultades motoras en pacientes con EP. Un estudio de 2002, sobre primates no humanos, llegó a la conclusión de que así era, al igual que un estudio de 2007 sobre ratas ,en el que se utilizó el agonista sintético WIN 55.212-2. Sin embargo, los estudios en humanos no han llegado a ninguna conclusión hasta el momento. Un pequeño ensayo clínico realizado sobre diecisiete individuos, en el Reino Unido en 2004, concluyó que no se producía ninguna mejora ni objetiva ni subjetiva, mientras que en un estudio observacional de 2014 de veintidós pacientes, se observó una mejoría en los temblores (sacudidas), la rigidez, y la bradicinesia (lentitud de movimientos).

Contra la apoptosis

Se cree que la apoptosis anormal de las neuronas productoras de dopamina en la parte compacta (la otra subdivisión principal de la sustancia negra) es el mecanismo principal de la enfermedad de Parkinson. No se sabe con precisión cómo se produce este fenómeno, pero se ha demostrado, en repetidas ocasiones, que el tratamiento con los receptores agonistas de la dopamina puede tener efectos beneficiosos, ya que compensan la pérdida de neuronas mediante la estimulación de las restantes para producir dopamina extra.

Se sabe que el sistema endocannabinoide participa en la regulación de los procesos naturales de la apoptosis, una forma de muerte celular controlada, que es una parte esencial de la función metabólica normal. En algunos casos, se ha demostrado que los cannabinoides inducen la apoptosis (por ejemplo, en varias formas de cáncer), pero también hay pruebas de que pueden ejercer un efecto protector y reducir las tasas excesivas de apoptosis en determinadas enfermedades.

Se ha propuesto la hipótesis de que el párkinson puede producirse debido a la presencia de un compuesto conocido como oxidopamina, que difiere ligeramente en estructura de la dopamina en que también contiene un grupo hidroxilo (-OH). Su parecido estructural permite que sea transmitida a la parte compacta a través de los transportadores de la recaptación de dopamina, después de lo cual destruye sistemáticamente las neuronas dopaminérgicas (productoras de dopamina).

Un estudio publicado en 2005 demostró que una inyección de oxidopamina en el cerebro de ratones condujo a una fuerte reducción de los niveles de dopamina, y que la administración de delta-9-THC, CBD, y el cannabinoide sintético no selectivo HU-210 ejercían un efecto neuroprotector permanente. El hecho de que el CDB tuviera este efecto indica que el mecanismo depende de los receptores CB2 (ya que el CDB tiene una afinidad insignificante por el receptor CB1), que median los efectos antiinflamatorios de los compuestos y preservan las células de la apoptosis excesiva.

Contra el insomnio

Los enfermos de párkinson suelen tener problemas relacionados con el sueño, lo que puede afectar negativamente al sistema inmunológico y reducir la capacidad de los pacientes para luchar contra la progresión de su enfermedad. El párkinson generalmente afecta a las personas mayores, que suelen sufrir insomnio, incluso si no padecen EP. De hecho, el insomnio experimentado por los pacientes con EP a menudo difiere del típico insomnio relacionado con la edad. Los enfermos de párkinson, por lo general, tienen pocos problemas para conciliar el sueño, pero tienen dificultades serias para permanecer dormidos durante toda la noche, y se duermen y se despiertan constantemente. Algunos pacientes informan de un aumento de la incidencia de pesadillas y sueños, excesivamente vivos, y algunos también describen un exceso de somnolencia durante el día.

Es un hecho conocido que el cannabis induce el sueño, y se lleva utilizando para este fin desde la antigüedad en diversas culturas. Por otra parte, uno de los principales síntomas de la abstinencia de cannabis en los consumidores dependientes es el insomnio. Se cree que tanto delta-9-THC como CBD desempeñan un papel en la regulación del sueño, específicamente, se cree que el CDB facilita el sueño, mientras que se cree que delta-9-THC produce sedación residual (es decir, la sensación de somnolencia después de despertarse). Aunque este efecto del THC puede ser desfavorable para los que sufren de demasiada somnolencia diurna, puede hacer posible que los pacientes que sufren perturbaciones del sueño nocturno concilien el sueño de nuevo.

Si estás al día de las últimas novedades en los suplementos dietéticos para la salud y el bienestar, es posible que ya hayas oído hablar de los productos de CBD, incluso si nunca has visto una planta de cannabis. Cada vez se dispone de más pruebas convincentes de que añadir CBD a tu dieta puede, potencialmente, aliviar y proteger frente a una variedad de enfermedades.

Antidepresivo

Hasta el 40% de los individuos afectados por EP presentan síntomas de depresión, que pueden afectar negativamente a la progresión de la enfermedad en diversas formas. Se cree que hay un componente genético en la probabilidad de que las personas aquejadas de párkinson sufran depresión, y que los polimorfismos del gen CNR1, que codifica la expresión de los receptores CB1, puede tener un papel esencial.

Un estudio publicado en la revista Nature, en 2005, indica que los individuos que presentan un polimorfismo concreto, que consta de dos alelos de cadena larga en el gen CNR1 ,tenían menos probabilidades de sufrir depresión como síntoma de la enfermedad de Parkinson. También se señaló que la depresión era más probable en pacientes con la enfermedad de Parkinson acinético (rigidez y pérdida de movimiento) que en aquellos que presentan temblores o síntomas mixtos. Además, varios estudios han indicado que la depresión suele ir acompañada de cambios en los niveles de cannabinoides endógenos, como la anandamida y 2-AG en la corteza prefrontal, un área muy involucrada en la regulación del humor y la toma de decisiones.

Aunque hay que seguir investigando, más profundamente, para determinar la relación exacta entre la EP, la expresión CNR1 y la depresión, existe un potencial terapéutico definitivo en la manipulación del sistema endocannabinoide para reducir los síntomas de la depresión en las personas afectadas por la EP.

Ref. https://sensiseeds.com/es/blog/los-4-beneficios-mas-importantes-del-cannabis-para-el-parkinson/


 PARÁLISIS CEREBRAL

La parálisis cerebral es una enfermedad que produce un trastorno permanente y no progresivo que afecta a la psicomotricidad de la persona que lo sufre. Afecta principalmente al sistema nervioso y puede ser de diferentes tipos, espástica, discinética, atáxica, hipotónica y mixta.

Los síntomas de esta enfermedad pueden llegar a ser muy graves, como temblores, dificultades al realizar movimientos, impedimentos del habla o supresión de algunas funciones motoras.

¿CÓMO PUEDE AYUDAR EL CANNABIS A LA PARÁLISIS CEREBRAL?

Estudios realizados y publicados por la revista Journal of Neuroscience descubrieron que ciertos cannabionoides disminuyen la muerte de neuronas en el hipocampo, esto es debido a una acción protectora de ciertas variedades de marihuana medicinal.

Especialmente el CBD se ha mostrado como el compuesto más interesante para tratar la parálisis cerebral y otras dolencias similares, ya que además mejora el riego sanguineo. Existen multitud de pruebas realizadas con éxito, podemos ver un compendio interesante en la Fundación del Instituto Catalán de Farmacología.

PARÁLISIS CEREBRAL Y MARIHUANA EN UNA PACIENTE

En el siguiente video podemos ver a una afectada de parálisis cerebral con signos muy marcados de problemas psicomotrices, en primera persona nos cuenta lo complicada que es su vida, lo mal que se siente y el dolor que sufre. También los problemas que le ocasiona tener que conseguir la marihuana en el mercado negro y actuar fuera de la ley. Finalmente acompañamos a Jacqueline Patterson en un viaje para conseguir un poco de hierba y vemos los efectos que le producen después de consumirla.

Jacqueline tiene su propio foro donde otras personas que sufren dolencias similares cuentan sus experiencias y se dan apoyo mutuo, puedes visitarlo en www.medicalcannabis.com

Ref. www.semillas-de-marihuana.com/blog/paralisis-cerebral-marihuana/#como-puede-ayudar-el-cannabis-a-la-paralisis

 


REDUCE LOS TUMORES Y DETIENE SU CRECIMIENTO

Alguna vez se preguntó por qué una planta hecha de la naturaleza para todos que nosotros la disfrutemos está tipificada como delito?

No busque más allá de las ruedas que mueven al gobierno – es decir, la codicia y las ganancias corporativas en favor del Lobby Farmacéutico Industrial. Después de todo, ¿por qué iba algo natural habría de prohibirse? En este caso, porque ayuda a prevenir el cáncer.

Los investigadores en España han descubierto que la marihuana hace que un tumor cerebral se reduzca deteniendo el crecimiento de los vasos sanguíneos que irrigan el tumor con vida.

¿Desde cuándo son las hierbas clasificadas como drogas? En realidad, deberíamos plantear esta cuestión a la Wikipedia, que clasifica a la hierba como una droga en su lista.

No es de extrañar que Estados Unidos haya decretado que la marihuana no tiene ningún uso médico aceptado y debe seguir siendo clasificada como una droga altamente peligrosa como la heroína. El aceptar y promover los beneficios de salud de gran alcance de la marihuana reduciría instantáneamente los enormes beneficios orientados hacia el tratamiento del cáncer y los Estados Unidos tendría que admitir que encierra a la población sin ninguna causa.

Casi la mitad de todos los arrestos por drogas en los Estados Unidos son por la marihuana.

No es sólo los Estados Unidos tampoco. El Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, está poniéndosecada vez más estricto con los cultivadores de marihuana de lo que está siendo con los violadores de niños. Según la reciente legislación de los conservadores, una persona que está haciendo crecer 201 plantas de marihuana en una unidad de alquiler recibirá una sentencia obligatoria más larga que alguien que viola a un niño o fuerza a uno niño de cinco años de edad a tener relaciones sexuales con un animal.

En el Reino Unido, un máximo juez ha emitido una dura advertencia a cualquiera que sea sorprendido cultivando cannabis en el sur de Yorkshire – le espera prisión inmediata. En otras palabras, no se debeinfringir los medios artificiales de tratamiento contra el cáncer, o de lo contrario… La prevención es la línea de fondo, sobre todo si es natural.

Cannabis, mejor conocida como marihuana, tiene unas sustancias químicas llamadas cannabinoides que efectivamente podrían hacer que los tumores mueran de hambre, dicen los investigadores. El equipo utilizó ratones para demostrar que los cannabinoides bloquean el crecimiento de los vasos sanguíneos, y el procedimiento también es eficaz en los seres humanos.

Anteriores investigaciones de la Universidad de Harvardhan demostrado que el ingrediente activo de la marihuana reduce el crecimiento tumoral en el cáncer de pulmón común a la mitad y reduce considerablemente la capacidad de propagación del cáncer.

El equipo español, dirigido por el Dr. Manuel Guzmon, quería ver si podía evitar que una forma de cáncer (glioblastoma multiforme) creciera, cortando su suministro de sangre.

El glioblastoma multiforme es uno de los cánceres más difíciles de tratar – ya que rara vez responde a cualquier intervención médica, en especial a los métodos convencionales, que primitivamente envenenan y destruyen las células, como la radioterapia, quimioterapia y cirugía.

Los ratones recibieron un cáncer similar al cáncer cerebral humano (glioblastoma multiforme). A los ratones se les suministró canabinoides y fueron examinados los genes. Los genes asociados con el crecimiento de los vasos sanguíneos en los tumores a través de la producción de una sustancia química llamada factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) tuvieron reducida su actividad.

Los canabinoides detienen la producción de VEGF mediante la producción de Ceramida. La Ceramida controla la muerte celular

El Dr. Guzmon dijo:

“Por lo que sabemos, este es el primer reporte que muestra que la ceramida deprime el camino del VEGF interfiriendo con la producción de VEGF.”

Luego querían ver si esto también sucede con los seres humanos.

Seleccionaron a dos pacientes que tenían glioblastoma multiforme y no habían respondido a la quimioterapia, radioterapia o cirugía. Los científicos tomaron muestras de los mismos antes y después de tratarlos con una solución de canabinoides – esta fue administrada directamente en el tumor.

Sorprendentemente, los pacientes experimentaron una reducción en los niveles de VEGF en el tumor, como resultado del tratamiento con cannabinoides.

Los investigadores dijeron que los resultados fueron alentadores. Con el fin de estar seguros de sus resultados necesitaban llevar a cabo un estudio más amplio, dijeron.

Es difícil de creer que el conocimiento de que el cannabis puede ser usado para combatir el cáncer haya sidosuprimido durante casi treinta años, sin embargo, parece probable que seguirá siendo reprimido. ¿Por qué?

Según el editor de MarijuanaNews.comRichard Cowan, la respuesta es porque es una amenaza para la prohibición del cannabis,

…En realidad es una prueba masiva que la supresión del cannabis medicinal representa el mayor fracaso de las instituciones de una sociedad libre, la medicina, el periodismo, la ciencia, y nuestros valores fundamentales”, señala Cowan.

Millones de personas han muerto muertes horribles y en muchos casos, las familias han agotado sus ahorros en medicamentos peligrosos, tóxicos y caros.

Ahora estamos empezando a darnos cuenta que mientras que la marihuana nunca ha matado a nadie, la prohibición de la marihuana ha matado a millones de personas.

Ref. https://www.bibliotecapleyades.net/salud/salud_defeatcancer74.htm


 

Video

LOS 5 BENEFICIOS MAS IMPORTANTES DEL CANNABIS PARA LOS ENFERMOS DE CÁNCER

Se está produciendo muchos avances en lo que respecta al potencial del cannabis para curar el cáncer, aunque la comunidad científica está lejos de llegar a un consenso. Sin embargo, lo que es mucho más cierto es la capacidad del cannabis para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer sometidos a los tratamientos tradicionales, como la quimioterapia. En este artículo, vamos a ver cómo puede ayudar.

Antiemético/Contra las náuseas

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios muy comunes de la quimioterapia. Los medicamentos quimioterapéuticos (principalmente, el cisplatino) causan las náuseas mediante la producción excesiva de serotonina en las células enterocromafines especializadas, que se encuentran en altas concentraciones en el tracto gastrointestinal (GI).

El exceso de serotonina irrita la mucosa (revestimiento interior) del tracto GI y estimula los receptores de serotonina (5-HT) del nervio vago neurálgico, el nervio principal que controla el sistema nervioso parasimpático del tracto GI. Entonces, el nervio vago envía los estímulos al área postrema, una área pequeña situada en el bulbo raquídeo (tallo cerebral inferior) que se conoce como el centro del vómito.

Se cree que los cannabinoides (en particular, el CDB) reducen los síntomas en los pacientes sometidos a quimioterapia mediante la unión a los receptores HT-5 y el bloqueo de la acción de la serotonina. Los agonistas de los receptores cannabinoides, tales como el THC, parece que también suprimen directamente los vómitos y las náuseas al agonizar el receptor de CB1, mientras que los antagonistas de los receptores CB, tales como CDB son neutrales, y los agonistas inversos realmente causan las náuseas. Esto sugiere que tanto el THC como el CBD desempeñan un papel a la hora de controlar las náuseas y los vómitos, el THC al agonizar el receptor CB1, y el CDB antagonizando los receptores 5-HT y bloqueando la acción de la serotonina.

Estimula el apetito

Los medicamentos quimioterapéuticos son bien conocidos por causar anorexia (pérdida del apetito), lo que, en parte, es debido a sus efectos sobre el sistema de señalización de la serotonina. Los estudios han demostrado que la presencia de cisplatino conduce a un exceso de producción de serotonina y de estimulación del nervio vago. Esto lleva a una reducción de ghrelina, la “hormona del hambre” que es secretada cuando el estómago está vacío. Sin ghrelina, el cerebro no recibe los estímulos necesarios para producir la sensación de hambre.

Diversos estudios han demostrado que la presencia de ghrelina o agonistas cannabinoides, como el THC, causan un aumento de la producción de una enzima AMP, activada por la proteína quinasa (AMPK), en el hipotálamo. La enzima es crucial para los procesos metabólicos que regulan la homeostasis de la energía (equilibrio energético) en el cuerpo, y se produce en respuesta a la estimulación de los receptores GHS-R1a de ghrelina que se encuentran en el tracto GI. Por lo tanto, el THC puede hacer el trabajo de la ghrelina de forma eficaz mediante la activación de los receptores y estimular, directamente, el cerebro para producir la sensación de hambre.

Antidiarreico

La diarrea puede ser un efecto secundario de la quimioterapia y de la radioterapia, y también puede ser un síntoma del mismo cáncer, incluyendo el linfoma, cáncer de colon, cáncer de páncreas, y algunos carcinomas y cánceres neuroendocrinos. Si los episodios de diarrea se prolongan, pueden causar deshidratación, pérdida de peso, fiebre y dolor abdominal. La diarrea secretora, en la que el cuerpo libera el exceso de agua o de hormonas en el tracto GI, es la forma más común asociada al cáncer.

Se ha demostrado que los cannabinoides reducen los síntomas de la diarrea secretora, particularmente ??-THC, que agoniza los receptores CB1 en el tracto GI y, por lo tanto, ayuda en la regulación de la motilidad intestinal y las secreciones. La inflamación intestinal también puede desempeñar un papel a la hora de causar diarrea. El uso de cannabinoides para reducir la inflamación es muy conocido.

Analgésico

Los enfermos de cáncer sometidos a quimioterapia suelen informar de dolor, incluyendo dolores de cabeza, dolores musculares, dolor de estómago y la neuralgia (dolor provocado por el fallo del sistema nervioso). Gran parte del dolor que aparece a causa de la quimioterapia se produce debido a la inflamación, aunque también puede surgir debido a la formación de lesiones o úlceras en las membranas mucosas. Además de esto, la propia enfermedad puede causar dolor severo en sus últimas etapas, a menudo debido a que los tumores ejercen presión sobre los nervios, los huesos o los órganos a medida que crecen.

El cannabis se utiliza ampliamente en el tratamiento del dolor crónico resultante de una amplia variedad de enfermedades que no se limitan al cáncer. La capacidad del cannabis para reducir la inflamación es de vital importancia en el tratamiento del dolor que surge debido a la quimioterapia. Se cree que tanto los antagonistas, como el CDB, y los agonistas, tales como el THC (y el agonista endógeno 2-AG), reducen la inflamación mediante la inhibición de la función de los macrófagos, que son células blancas de la sangre de gran tamaño y especializadas, fundamentales para diversas respuestas inmunes.

Además, la hiperalgesia (aumento de la sensibilidad al dolor) y el dolor neuropático producido debido al daño inducido por el tumor en los nervios periféricos pueden controlarse directamente a través del uso de cannabinoides. Los estudios han demostrado que los agonistas de los receptores cannabinoides, tales como el THC y el cannabinoide sintético WIN55,212-2, reducen la hiperalgesia en los tejidos profundos afectados por el crecimiento del tumor al agonizar los receptores cannabinoides de los nociceptores, o neuronas sensibles al dolor.

Antidepresivo

La depresión en los pacientes de cáncer es uno de los síntomas que recibe menos atención, pero que puede resultar gravemente perjudicial para la calidad de vida del enfermo, y que sufren la mayoría de ellos. Si no se recibe tratamiento, la depresión puede llevar a una serie de complicaciones que pueden trabajar, conjuntamente, para hacer de manera efectiva que el paciente se sienta aún más enfermo, por ejemplo, la pérdida del apetito asociada a la quimioterapia puede aumentar, de manera significativa, en los pacientes con depresión. También puede afectar a la calidad del sueño y a los niveles de estrés, lo que puede causar problemas de salud a nivel fisiológico. Los pacientes con cáncer tratados con antidepresivos también describen como sienten una reducción de la fatiga, la ansiedad y el dolor.

La capacidad del cannabis para tratar la depresión se discute, y se dispone de pruebas sustanciales aportadas por ambas partes. Varios estudios han indicado que ??-THC, el CBD, y el cannabicromeno (CBC) pueden ejercer un efecto antidepresivo. Se sabe que el sistema endocannabinoide desempeña un papel importante en la regulación del estado de ánimo y los niveles subjetivos de felicidad, y los endocannabinoides, como la anandamida, son fundamentales para el proceso. Se cree que ciertas variaciones genéticas en la expresión de los receptores CB1 hacen que algunos individuos sean más sensibles a los efectos de elevación del estado de ánimo del cannabis.

El cannabis puede no ser beneficioso para todos los individuos que padecen cáncer, e incluso puede provocar efectos adversos en un pequeño número de personas, aunque los efectos adversos experimentados, por lo general, son mucho menos graves que los efectos secundarios de la quimioterapia o la radioterapia. Sin embargo, a medida que sabemos más sobre las propiedades del cannabis, empezamos a comprender lo importante que podría ser para controlar los síntomas del cáncer. Los fármacos con la capacidad de tratar, al mismo tiempo, un amplio conjunto de síntomas, como las náuseas, la anorexia y la diarrea, son poco frecuentes, y los que pueden hacerlo sin causar efectos secundarios graves propios son menos frecuentes todavía.

Ref.  https://sensiseeds.com/es/blog/los-5-beneficios-mas-importantes-del-cannabis-para-los-enfermos-de-cancer/